Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Twitter bloquea contenidos que violen normas o creencias

"Nos reservamos el derecho de negar contenido a usuarios en un país específico"

La libertad de expresión conlleva una responsabilidad y tiene unos límites. Twitter ha anunciado un cambio drástico en sus políticas. La red social, a través de su blog oficial, ha comunicado que, a partir de ahora, bloqueará aquellos contenidos que violen normas o creencias en determinados países. Así, se vetarán ciertos mensajes en los países que lo pidan y los dejará visibles en el resto. Según se ha explicado, cuando se vete algún contenido se le comunicará al usuario afectado.
Twitter comenzará a restringir contenidos en algunos países. "A medida que continuamos creciendo internacionalmente, ingresaremos en países que tienen diferentes ideas sobre la libertad de expresión", ha comunicado la compañía en su blog oficial.
"Desde hoy, nos reservamos el derecho de negar contenido a usuarios en un país específico pero que estará disponible en el resto del mundo", han señalado.
Como un ejemplo de las restricciones, Twitter ha comentado que podría cooperar con "ciertos tipos de contenidos, como en Francia o Alemania, que prohíben los contenidos nazis".
Así, los responsables apuntaron incluso a la posibilidad de que Twitter no pueda existir en algunos países. "Algunos difieren tanto de nuestras ideas que no podremos existir allí", han señalado.
Según se ha explicado, la red social comunicará al usuario afectado que su contenido ha sido bloqueado y aquellos que no puedan acceder al contenido sabrán que ha sido bloqueado y por qué.
La decisión de comenzar a censurar contenidos representa un gran cambio de su política de apenas un año atrás, cuando manifestantes contra los gobiernos de Túnez, Egipto y otros países árabes coordinaron protestas valiéndose de la red social.