Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal exige a YouTube verificar que los vídeos subidos respeten el 'copyright'

youtubecuatro.com

Un tribunal de Hamburgo asegura que su plataforma de vídeos, YouTube debe ser la encargada de evitar que sus usuarios publiquen vídeos protegidos con derechos de autor sin permiso.

Un tribunal de Hamburgo (Alemania) ha asestado un nuevo golpe a Google este viernes.
La demanda fue presentada contra YouTube en el año 2010 por el GEMA, el organismo regulador de derechos de autor en Alemania.
El caso en concreto se refiere a siete vídeos de música y podría ser un punto de inflexión para YouTube y otros sitios web de alojamiento de contenido por parte de los usuarios, ya que serían los propios usuarios quienes tendrían que pagar grandes sumas de dinero en concepto de royalties.
Por su parte, YouTube ha dicho que el equipo se limita a establecer el marco técnico a los usuarios de Internet a la hora de publicar contenido, por lo que no es responsable del seguimiento de los vídeos alojados en su sitio que supuestamente violen los derechos de autor de los artistas.
El tribunal de Hamburgo, quien apoya en parte a YouTube asegurando que el sitio no tiene porqué rastrear a los usuarios en busca de violaciones de los derechos de autor, tuvo que tomar medidas a petición del GEMA.
"Damos la bienvenida a esta decisión", aseguró un portavoz de Google en Alemania, confirmando que el movimiento del tribunal crea seguridad jurídica para aquello sitios de alojamiento de contenido.
GEMA -organismo que dice representar a más de 64.000 compositores y músicos- exige a que plataformas de música a la carta que ofrecen servicios gratuitos de música a los usuarios y que se financian por la publicidad deben pagar algo más de un 10 por ciento por los ingresos de la música. Los sitios más interactivos también deberían tener que pagar por lo menos 0,6 céntimos de euro por 'stream', según el sitio web de GEMA.