Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Microsoft ve a su compañía cada vez más parecida a Apple

Steve Ballmer ha sido el encargado de confirmar que Microsoft vuelve a estar preparada para competir con Apple.Reuters

El presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer ha dado señales de una nueva dirección para la compañía de software más grande del mundo, que apunta al hardware y a servicios online como su futuro, tomando como modelo a su rival Apple.

Ballmer comenta en su carta anual a los accionistas, publicada este martes, tras ser preguntado acerca de la posibilidad de fabricar sus propios 'smartphones' que Microsoft puede llegar a hacer sus propios teléfonos bajo su propia marca propia Surface y liderar el mercado con la consola de juegos Xbox.
"Habrá momentos en los que fabriquemos dispositivos específicos con fines específicos, como hemos optado por hacer con Xbox y el recientemente anunciado Microsoft Surface", escribió Ballmer.
Este nuevo enfoque imita a Apple, cuyos grandes éxitos -iPhone y iPad- han demostrado la estrecha integración de software de alta calidad y hardware.
Ballmer, quien asumió el cargo de CEO en sustitución de Bill Gates en 2000, dijo que la compañía continuará trabajando con sus socios de hardware tradicionales, tales como Dell, Samsung y HTC, pero dejó claro que el papel de Microsoft en el denominado "ecosistema" estaba cambiando.
"Afecta a la forma en que se dirige la empresa, cómo desarrollar nuevas experiencias, y cómo llevar los productos al mercado tanto para los consumidores como para las empresas", escribió.
Microsoft ya gana dinero con la prestación de servicios online, tales como el acceso a los servidores para permitir 'cloud computing', o en las versiones web de sus aplicaciones de Office, pero el nuevo énfasis de Ballmer sugiere una aceleración en su modelo de negocio tradicional de venta de software instalado.
"Este es un cambio importante, tanto en lo que hacemos y cómo nos vemos a nosotros mismos, como los dispositivos y servicios de empresa", agregó.