Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Spotify supera los 60 millones de usuarios, 15 de ellos de pago

Spotify supera los 60 millones de usuariosReuters

El servicio de música vía 'streaming' Spotify ha revelado que actualmente cuenta con 60 millones de oyentes activos y que alcanza los 15 millones de suscriptores de pago, según ha anunciado la propia compañía en un comunicado. Con respecto a los últimos números presentados, la empresa ha incrementado el numero de usuarios nuevos en 10 millones.

Spotify consigue los 60 millones de usuarios, 10 millones más que la última vez que publicó números, concretamente en noviembre del pasado año a raíz del conflicto con la artista Taylor Swift, quien anunció la retirada de sus canciones del servicio. En ese momento la compañía tenía 12,5 millones de usuarios premium y 50 millones de oyentes.
Estos datos revelan que aún son muchos los que escuchan música gratis a pesar de tener que aguantar interrupciones publicitarias. Además convierten a la compañía en el servicio de música más popular del mundo, a pesar de contar con grandes rivales como Deezer o el servicio de suscripción Rhapsody.
No obstante, es probable que los números de Spotify hayan aumentando gracias a sus agresivas estrategias en EEUU, como una promoción que ofrecía tres meses de su servicio de suscripción premium por 99 céntimos. La compañía también presentó su "Plan familiar" el pasado mes de noviembre, por el cual los suscriptores podían añadir hasta cuatro miembros de la familia con sus propias cuentas en el servicio por 5 dólares al mes (4,20 euros aproximadamente).
2015 será un año crucial para Spotify, y no sólo en términos de si la empresa puede ganar o perder dinero; sino respecto a las críticas que ha generado este servicio entre artistas y compositores, que critican que paga poco. Además se enfrenta a una creciente competencia de rivales con mucho prestigio como Google y Apple.