Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Space X retrasa a 2018 su primer cohete tripulado

SpaceX ha retrasado meses los vuelos de prueba de la versión tripulable de su nave Dragon, para el programa de 'taxis espaciales' privados de la NASA con destino a la Estación Espacial Internacional.
Un cronograma revisado publicado por la NASA el 12 de diciembre determina que un vuelo de prueba sin tripulación de la nave espacial, programado para mayo de 2017, pasa a estar previsto para noviembre de 2017. Un vuelo de prueba con tripulación, con dos astronautas de la NASA, se retrasa de agosto de 2017 a mayo 2018.
La declaración de la NASA no dio una razón para esta demora. Se esperaba un retraso debido a la explosión de un cohete Falcon 9 el 1 de septiembre en la plataforma de Cabo Cañaveral, Florida, durante los preparativos para una prueba de fuego estático. El Falcon 9 no ha vuelto a despegar y no se espera que lo haga antes de finales de enero.
En declaraciones a Spacenews, el portavoz de SpaceX, Phil Larson, confirmó el retraso en el calendario de pruebas y las nuevas estimaciones trimestrales.
"Estamos evaluando cuidadosamente nuestros diseños, sistemas y procesos teniendo en cuenta las lecciones aprendidas y las acciones correctivas identificadas", dijo SpaceX en un comunicado, refiriéndose a la investigación de fallos que la compañía dice que está finalizando. "Nuestro programa refleja el tiempo adicional necesario para esta evaluación e implementación".