Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace el primer bebé en España gracias a una nueva tecnología de diagnóstico embrionario

Piel de prepucio de bebécuatro.com

Un bebé ha nacido por primera vez en España gracias a una innovadora tecnología de diagnóstico embrionario: el sistema 'Eeva' de Merck, que permite identificar en el laboratorio de manera precoz, entre los días 3 y 5, los embriones más viables para ser transferidos al útero, aumentando así las posibilidades de embarazo.

Esta nueva tecnología se diferencia de las opciones anteriores en tres aspectos. En primer lugar, para realizar el diagnóstico de los embriones, estudia su morfología sin alterar las condiciones de cultivo al no precisar su extracción de la incubadora, de manera que reduce posibles daños.
Para ello, se basa en la toma continua de imágenes que permiten conocer el proceso de división celular.
"Las investigaciones han demostrado que someter a los embriones a técnicas de imagen durante su desarrollo no comporta efectos nocivos para ellos.
Por lo tanto, podemos afirmar que este nuevo sistema, además de no invasivo y preciso es seguro", ha señalado el director y fundador de IVF-Spain, el doctor Jon Aizpurua.
Por otro lado, hasta ahora la selección de uno u otro embrión dependía del criterio subjetivo del especialista en el laboratorio, variando entre diferentes centros o incluso en una misma clínica según la opinión de cada especialista. Sin embargo, 'Eeva' clasifica a los embriones según su perfil alto, medio o bajo para la implantación, basándose en un algoritmo matemático único y aportando así una información objetiva que ayudará al embriólogo a la hora de tomar una decisión.
Respecto a esto, el director médico de IVF Spain, el doctor Sergio Rogel, ha asegurado que la selección del embrión con más posibilidades de evolucionar implica una reducción en la tasa de embarazo múltiple, ya que también se reduce el número de embriones implantados.
"Lo ideal es poder transferir sólo un embrión con éxito y este sistema nos ayuda a seleccionar los que tienen predicciones más elevadas. De esta forma, se puede conseguir igual tasa de embarazo con un menor número de embriones y evitar el embarazo múltiple", ha añadido el experto.