Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung se suma al reto de la Hora del Planeta

Samsung se une al movimiento mundial de la Hora del Planeta 2017 y ha anunciado el apagado de luces este martes, de 19:00 a 20:00 horas, en todas las filiales y sedes de la compañía, en defensa del planeta.
En España, la compañía apagará la pantalla publicitaria instalada en la Plaza de Callao de Madrid, así como los rótulos luminosos de la sede central, el de Avenida de América (Madrid) y el de Plaza Cataluña (Barcelona). Asimismo, ha anunciado que donará 1.500 lámparas LED recargables con luz solar a un pueblo de Indonesia que sufre la falta de energía eléctrica.
El próximo 25 de marzo, millones de personas en todo el mundo apagarán las luces durante una hora por la Hora del Planeta 2017, un gesto simbólico promovido por World Wild Fund (WWF) para demostrar la preocupación de ciudadanos, empresas y gobiernos por el cambio climático. Dado que el 25 de marzo es sábado, Samsung ha decidido trasladar el evento al martes 21 de marzo, para que el impacto de la iniciativa sea mayor en sus oficinas e instalaciones al tratarse de un día laborable, como ha explicado en un comunicado.
"La eficiencia energética es uno de los principios clave en el desarrollo de todos nuestros productos. Revisamos continuamente nuestras prácticas y procesos para reducir la huella ecológica y hemos conseguido eliminar millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero durante la fase de uso de producto", declara el Director de Ciudadanía Corporativa, Comunicación y Relaciones Institucionales de Samsung España, Francisco Hortigüela.
Celebrado por primera vez en Australia en 2007, la Hora del Planeta se ha transformado en un evento de alcance global en el que participaron 178 países de todo el mundo en su última edición. Hogares, oficinas y edificios emblemáticos de todo el planeta apagan sus luces durante una hora para mostrar su compromiso medioambiental y aportar su esfuerzo individual a la lucha contra el cambio climático.