Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung, obligada a detener las ventas y el lanzamiento del nuevo Galaxy Note 7

La espectacular salida al mercado del nuevo Samsung Galaxy 7 ha tenido que pisar el freno. Decenas de usuarios han visto cómo su smartphone de casi 800 euros quedaba reducido a un inservible teléfono quemado. Muchas de las baterías se han recalentado llegando incluso a derretirse, especialmente en aquellos casos en que se han empleado cargadores de marcas diferentes a la del móvil. Algunas han llegado incluso a explotar. La compañía coreana ha detenido las ventas y ha retrasado su lanzamiento en varios países por precaución, según indican. Han pedido disculpas y han prometido entregar nuevos teléfonos a los afectados.