Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung lanza en España su televisor QLED de 88 pulgadas a finales de agosto

El fabricante Samsung ha anunciado la llegada a España de su nuevo televisor QLED TV Q9, un modelo de 88 pulgadas que estará disponible a finales de este mes de agosto. Este televisor saldrá a la venta en España con diez años de garantía por marcado de pantalla, según ha explicado Samsung en un comunicado.
El nuevo televisor de Samsung es capaz de abarcar el 100% del volumen de color y utiliza la tecnología de Quantum Dot con recubrimiento metálico. La gama ofrece también unos amplios niveles de brillo y espectro de color.
El Samsung QLED TV Q9 equipa un cable óptico transparente de 1,88 milímetros --denominado 'Conexión invisible'-- que permite la conexión al televisor de distintos dispositivos periféricos sin crear amasijos de cables. El montaje 'No-Gap' facilita su rápida instalación prácticamente pegado a la pared.
Por otro lado, la función One Remote Control de la gama de televisores QLED TV permite a los usuarios controlar los dispositivos conectados al televisor a través de un único mando a distancia.
Con esta decisión, Samsung se ha decidido finalmente por lanzar el QLED TV Q9 en España tras la llegada de este televisor al sudeste asiático a comienzos de 2017 y a Norteamérica y Corea más recientemente. Con 88 pulgadas, es el televisor más grande de la gama de Samsung, que incluye también modelos de 49, 55, 65 y 75 pulgadas.
Con su puesta a la venta, Samsung ha añadido al televisor 10 años de garantía por marcado de pantalla, al igual que en el resto de la gama QLED. El marcado de pantalla es una decoloración permanente en la pantalla del televisor ocasionada por mostrar una imagen estática de forma continuada. La garantía de dos años existente previamente pasa así a diez.