Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El físico creador del método SPH, Joseph J. Monaghan, investido doctor 'honoris causa' por la UPM

La Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha investido doctor 'honoris causa' al físico australiano Joseph J. Monaghan, creador del método SPH (Hidrodinámica de Partículas Suavizadas, por sus siglas en inglés) con el que ha ayudado a producir "progresos relevantes" en los campos de la astrofísica, la geología y hasta en el cine, entre otros.
"El trabajo realizado por Monaghan ha supuesto progresos relevantes en diversos ámbitos como en la formación de estrellas, el efecto de los campos magnéticos en la dinámica de gases, aplicaciones a los gases de polvo, incluyendo los de la astrofísica y los de las erupciones volcánicas, aplicaciones a la industria de simulación de fluidos en efectos especiales", ha explicado la universidad.
El método sin malla ideado por Monaghan permite, según detalla, resolver las ecuaciones de la Mecánica de Fluidos, de modo que se emplea en aplicaciones como, por ejemplo simular determinados problemas en astrofísica, oleaje o impacto de proyectiles a gran velocidad.
El padrino del nuevo doctor 'honoris Causa, Antonio Souto, ha ensalzado la contribución del físico por haber "puesto en valor" los métodos computacionales en el campo de la mecánica de fluidos hasta "transformar" el modo de abordarla tanto en la industria como en el ámbito académico.
Además, ha hecho hincapié en la importancia de su trabajo para la ingeniería y ha defendido la pertinencia de la investidura como doctor 'honoris causa' como un reconocimiento a su trabajo y a su carrera y para proponerle como "modelo para los jóvenes estudiantes, para que sean mejores ingenieros y mejores personas".
Por su parte, el rector de la UPM, Guillermo Cisneros, ha reivindicado la importancia de las universidades para "afrontar los retos globales" de la sociedad y ha recordado que "no se puede formar a un ingeniero, y así lo reconocen las principales agencias de acreditación internacional de titulaciones, sin que tengan amplios conocimientos en materias científicas" porque "eso les permitirá reinventarse profesionalmente".
En este sentido, el homenajeado, Joseph J. Monaghan, ha incidido en que la universidad "debe aspirar a atraer y apoyar a los mejores investigadores donde quiera que estén".
"Una vez logrado esto, los mejores estudiantes se sentirán atraídos a la Universidad por el trabajo y la reputación del personal", ha asegurado.