Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P revisa a la baja sus previsiones para las telecos europeas por la "intensa" competencia

La agencia apunta que las perspectivas de crecimiento de nuevos ingresos son "relativamente inciertas"
Standard & Poor's (S&P) ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para las compañías europeas de telecomunicaciones en 2018 debido a la "frágil" situación en la que se encuentran por la intensa competencia, que hace que sus perspectivas de crecimiento de nuevos ingresos sean "relativamente inciertas".
El analista de S&P Global Ratings, Mark Habib, señala en un informe que la agencia prevé para 2017 un "crecimiento plano" de los ingresos de las empresas incumbentes de telecomunicaciones y de entre un 1% y un 5% para las empresas de cable en 2017.
En este sentido, explica que esta previsión se sustenta en un escenario macroeconómico favorable, un entorno regulatorio relativamente benigno que debería mantener en gran medida las condiciones actuales y unas tendencias generales positivas en el sector.
"Esperamos que la lenta recuperación económica en Europa, la mejor estructura de mercado, la disminución de los vientos regulatorios en contra y un buen acceso a los mercados de capital lograrán compensar las mayores presiones tecnológicas y competitivas a las que se enfrentan los principales emisores", detalla.
Sin embargo, añade que la situación es "más frágil que en años anteriores" y ha revisado a la baja sus perspectivas de crecimiento, especialmente para 2018, para cuando espera que las compañías de telecomunicaciones "se sitúen en una situación de equilirio".
RIESGOS FUTUROS
En concreto, apunta que los riesgos a su previsión incluyen la posibilidad de que se dé una mayor volatilidad en los ingresos de las compañías si los partidos nacionalistas vencen en las elecciones presidenciales y parlamentarias e implementan políticas que se alejen materialmente del actual marco europeo.
Respecto a aspectos concretos del sector, incide en que se podrían incrementar las presiones sobre los ingresos si aumenta la competencia o se acelera la comoditización de las actuales ofertas de servicios y las demandas de dividendos e inversión elevan el endeudamiento. Además, anticipa unas "complicadas" perspectivas de crecimiento para estas empresas en la medida en que el mercado avanza hacia la madurez.
Por otro lado, la agencia incide en que la consolidación que se ha producido en el sector en los últimos años ha ayudado a moderar la competencia y a mejorar la rentabilidad mediante sinergias de costes y eficiencias de escala.
Sin embargo, añade que la competencia sigue siendo "intensa" y las perspectivas de nuevos ingresos son débiles. Entre esos posibles nuevos ingresos, que la agencia no incorpora en su escenario base por su elevada incertidumbre, menciona el crecimiento inorgánico a través de adquisiciones o los nuevos negocios inexplorados hasta ahora, como la provisión de contenidos o los servicios bancarios.
Otras nuevas fuentes de ingresos están relacionados con la penetración de nuevas tecnologías vinculadas al Internet de las Cosas (IoT) y el 5G, que podrían impulsar los ingresos por un aumento importante de los dispositivos conectados, o con un cambio de modelo de negocio relevante, como una mejor monetización del uso de las redes por los proveedores de contenidos, que actualmente se distribuyen apenas sin coste.
Respecto a las calificaciones, Standard & Poor's anticipa una perspectiva en general "estable" para los ratings del sector en los próximos dos años, en la que solo una pequeña parte tiene perspectiva 'positiva' o 'negativa'.
A este respecto, apunta que los balances de muchas de estas compañías están "bajo presión" y remarca que sus análisis de las empresas incorporan tendencias positivas y políticas financieras favorables que den más margen financiero a las compañías y les ayuden a reducir a su endeudamiento.