Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ruano (Lenovo) pone su mira en el sector educativo: "Quiero que en un futuro se diga 'yo estudié con Lenovo'"

Lenovo es una de las marcas que nunca faltan a las grandes citas y la feria CES 2017 de Las Vegas no iba a ser una excepción. En esta ocasión, la compañía ha seguido apostando por sus grandes banderas, con el X1 Carbon a la cabeza, y por su renovada gama Yoga Book que tantos éxitos les está dando en el último año.
Asimismo, la compañía marca la senda para los próximos años, con el mercado 'gaming' y el de la educación como referentes para seguir creciendo a buen ritmo.
Durante nuestra estancia en Las Vegas aprovechamos para hablar con Alberto Ruano, director general de Lenovo en España y Portugal, quien nos cuenta cómo han sido sus primeros meses en el cargo y nos revela algunos de los objetivos que la compañía se ha marcado para 2017.
- ¿Cómo han sido los primeros meses de gestión como director general de Lenovo?
Lo único que he hecho en este tiempo es intentar trasladar mi personalidad a la compañía, algo que en principio el mercado ha recibido bien. La idea es seguir una línea continuista y con un reto importante, que es integrar la división de consumo en país (hasta ahora separada de la parte corporativa).
Por el momento, los resultado han sido bastante buenos y hemos superado las expectativas. Quiero hacer una compañía robusta, con credibilidad, con gente que conozca el mercado y adaptada a trabajar con retos y bajo presión.
- Es su primer CES con Lenovo. ¿Qué propuestas trae la marca a Las Vegas? ¿Cuáles son las apuestas para el 2017?
Estamos en un sector muy dinámico. Hoy estamos mostrando unos productos, pero en tres meses presentaremos otros más avanzados y así constantemente. Yo soy muy optimista porque he podido ver la feria y Lenovo está innovando por encima de sus competidores.
En CES seguimos apostando por X1 Carbon, que es el estandarte de la marca, y por la familia de productos Yoga Book, sin olvidarnos de uno de los 'targets' más importantes que vamos a tener para 2017, que va a ser desarrollar el producto 'gaming'. Este área va a ser clave para Lenovo en 2017, así como los 'phablets' y los accesorios 'Mods' -en el caso de la telefonía-.
- Y a nivel local... ¿Qué objetivos se marca la compañía en España?
Queremos consolidarnos como número dos en 'gaming', muy cerca del número uno. Además, pretendemos seguir siendo número un en el sector de la educación y afianzarnos como número uno en 'retail' en España. Por último, en lo que respecta a telefonía, buscamos tener mucha más presencia en los lineales de las grandes superficies.
- Ha insistido mucho en el área de la educación. ¿Qué hay que ofrecer para liderar este mercado en la próxima década?
Aquí ha habido muchas evoluciones y uno de los puntos clave son las edades: unos usan tableta, otros es el portátil de 11 pulgadas y otro los ordenadores de grandes dimensiones. En cualquier caso, lo importante es hacer una oferta en función de a quién quieres llegar con el producto adecuado, ofreciendo además financiación y servicios.
Al final lo que necesitas es lanzar ofertas a un mercado que no quiere que le conquistes por el precio, sino por las soluciones que les ofreces. El mundo educativo es muy sensible, pero al mismo tiempo es muy agradecido. Hablamos de más de 10 millones de personas en España y, por eso, tenemos claro que el futuro pasa por ahí. No nos olvidamos de la empresa, pero la educación es prioritaria. Yo lo que quiero conseguir es que en unos años se diga: 'yo estudié con un Lenovo'.
- Uno de los mercados con mayor crecimiento es el de los convertibles. ¿A qué se debe? ¿Cómo se ha vivido el éxito del Yoga Book?
A nivel mundial, el 60 por ciento de los convertibles que se venden son Lenovo. Somos el número uno indiscutible y, por eso, espero que en poco tiempo en lugar de que la gente los llame convertibles los llamen Yoga. Es importante que el mundo reconozca que ese producto se llama Yoga porque es nuestra marca la que ha creado esta categoría.
La clave del éxito es que es una tableta y un ordenador a la vez, con un teclado real y muy poco peso, lo que le hace muy cómoda para desplazarse con ello.
- ¿Qué diferencia al consumidor español del resto de consumidores europeos?
Lo que más le diferencia, y es algo que no me gusta, es su sensibilidad al precio. El consumidor español debería prestar más atención a las prestaciones del producto porque al final las diferencias de precio entre empresas no son tan grandes. Una diferencia de 50 euros en un producto de 400 euros es poco si se valoran otros aspectos como la durabilidad del dispositivo, por ejemplo.
- ¿Podemos esperar que Lenovo crezca en número de trabajadores en España en 2017?
Para ser número uno necesitaríamos tener cuatro veces más de empleados. No puedo ser número uno en España y en Portugal con el mismo número de personas que somos ahora porque no podríamos atender bien las necesidades del mercado. Quiero crecer con sostenibilidad y que los jóvenes, cuando salgan de las universidades, quieran venir a trabajar a Lenovo.
Este es mi reto como empresario. El 'market share' sin rentabilidad y sostenibilidad no lleva a nada. Yo quiero que seamos referente en el mercado e ir creciendo en número poco a poco.
- Algunas grandes empresas, como Toshiba, están notando con fuerza la crisis ¿Estamos ante una reconfiguración radical del sector?
Lo que está pasando es que para muchos la cuota del mercado ha sido el único foco, cuando en realidad es una consecuencia de un trabajo bien hecho.
Si no eres competitivo estás fuera. Si no innovas y no aportas nada nuevo al mercado estás muerto. Lenovo, sin embargo, presenta nuevos productos ahora en Las Vegas; lo hará también en el Mobile World Congress de Barcelona; y así continuamente. Esta empresa tiene un ADN ganador, que quiere competir con innovación, y yo estoy viviendo una segunda juventud aquí.