Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robótica para combatir la alopecia

La robótica se ha puesto al servicio de las técnicas de microinjerto de cabello con el robot Artas, que va ganando pacientes en España, donde uno de cada cinco españoles sufre alopecia. Este robot se incorpora a la técnica FUE (FollicularUnitExtraction), que consiste en extraer unidades foliculares de las zonas posteriores del cuero cabelludo para injertarlas en aquellas zonas donde es necesario el cabello. El robot en cuestión permite visualizar la zona del cuero cabelludo donante en tres dimensiones y mediante algoritmos determina la densidad y distribución de las unidades foliculares, a la vez que elige cuáles deben ser extraídas para la donación.