Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Puente romano de Alcántara se levanta sobre una construcción más antigua, según el CSIC

El Puente romano de Alcántara, en Cáceres, que data de la época del emperador Trajano (siglo II d.C.), está construido sobre restos de un puente más antiguo (de fecha por determinar), según demuestra un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
El estudio, publicado en la revista Arqueología de la Arquitectura, abre nuevas vías de investigación para confirmar la importancia estratégica temprana de estos territorios y la necesidad de grandes infraestructuras públicas en una zona de la Península Ibérica relacionada con la explotación minera ya desde los inicios de la presencia romana.
El investigador del CSIC en el Instituto de Arqueología-Mérida, Antonio Pizzo, que ha dirigido el estudio, ha afirmado que "el Puente de Alcántara está considerado como uno de los símbolos de la 'romanización' de Hispania y una de las obras maestras de la arquitectura de todo el mundo romano".
"El hallazgo se ha producido en una de las pilas del puente, situada en la margen izquierda del río. Allí se ha evidenciado la presencia de parte de un puente anterior que permanece visible y que fue reutilizado en la estructura de época de Trajano --ha añadido Pizzo-- Se trata de una evidencia que confirma la idea de que el puente de Alcántara actual es un segundo proyecto y que hubo un intento de construir un puente en época anterior".
Así, este dato abre dos hipótesis. La primera apunta a que se trataría de un puente construido anteriormente que se derrumbó por alguna crecida del río. Esta es una hipótesis posible pero poco probable, según apunta Pizzo, ya que los restos de material se podrían haber reutilizado en la fábrica actual. "La segunda hipótesis, y la más probable sugiere que los restos hallados pertenecerían a un proyecto fallido que empezó ejecutándose y se suspendió por causas que desconocemos y que podrían relacionarse con la utilización de un modelo arquitectónico poco adecuado para las circunstancias geográficas del entorno", ha explicado.
En el trabajo se ha efectuado un análisis del monumento centrado en reconstruir la historia del puente desde su edificación hasta la actualidad. Se han planteado diversas hipótesis sobre las restauraciones sufridas, a pesar de que algunas de ellas se hayan perdido en la gran reforma del monumento a mediados del siglo XIX, según ha indicado Pizzo.
PETICIÓN DE PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD
El investigador ha explicado que, de cara a la solicitud de declaración de este conjunto como Patrimonio de la Humanidad, "los resultados de la investigación podrían ser parte importante de esta propuesta, ya que atribuyen a esta zona de la península una importancia estratégica en una época anterior a la construcción del puente conservado en la actualidad".
"Este espectacular edificio se ha interpretado tradicionalmente como una construcción de época de Trajano, por la presencia de una inscripción relacionada con este emperador y otras inscripciones relativas a pueblos locales que habrían financiado esta obra de ingeniería colosal --ha añadido--. Esta interpretación sigue siendo válida".
Pizzo ha dirigido el estudio sobre el Puente de Alcántara dentro del proyecto de investigación 'La arquitectura romana de la Lusitania. Producción y economía de los procesos de perduración, trasformación e innovación técnica'. Su objetivo es una nueva lectura de la arquitectura romana basada en los aspectos constructivos, tecnológicos y de gestión de los grandes complejos monumentales de la Lusitania romana.