Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proyecto Adrift, el arte frente a la chatarra espacial

Una iniciativa británica en Internet pretende visibilizar y aumentar la conciencia del peligro que los desechos espaciales suponen para el futuro de la exploración espacial, recurriendo al arte. El proyecto Project Adrift, revela el mundo de la chatarra espacial, haciéndola personal, visible y audible.
Lo hacen a través de la experiencia interactiva, documental, así como en foma de sonido. Además, uno de los componentes de Adrift es una máquina que rastrea veintisiete mil piezas de basura espacial, en órbita alrededor de la Tierra, en tiempo real. A medida que los artículos pasan por encima, se convierten mágicamente en música.
Al frente de la iniciativa se encuentra el distinguido compositor Nick Ryan: "Se trata de desechos espaciales, pero a diferencia de la mayoría de las formas de cómo nos encontramos con los desechos espaciales, la nuestra no es científica. Aunque tiene la ciencia en su base, es un proyecto de arte", declaró a Sputnik News.
El proyecto incluye una combinación de componentes tales como cine, sonido y redes sociales. Hablando de cómo estos tres componentes se unen, Ryan los definió como mirar, adoptar y escuchar.
En primer lugar, se refirió a 'Watch', un cortometraje creado por Cath Le Couteur. La película se basa en un científico ambiental que trabaja para la NASA y cómo dejó caer una espátula en el espacio en 2008, que se convirtió en pedazo de basura espacial durante algún tiempo. La película también se refiere a algunos astrónomos chilenos.
Hablando del segundo componente del proyecto que es "adoptar", Ryan dijo: "Se trata de una experiencia interactiva que hemos creado, y que permite a cualquier persona en el mundo adoptar uno o los tres pedazos de desechos espaciales que tenemos elegidos para ser adoptados. Lo que puedes hacer es seguirlos en twitter y se comunicarán contigo mientras orbitan la Tierra".
El tercer componente es un instrumento construído por el propio Ryan llamado Machine 9. Es una máquina electromecánica basada en un fonógrafo, tiene ocho agujas motorizadas y mil ranuras cortadas en cilindro de aluminio y reproduce un sonido para cualquiera de los 27.000 pedazos de escombros registrados mientras orbitan la Tierra.
El compositor dijo que el instrumento es un cruce entre una caja de música y un fonógrafo. "Está rastreando los desechos espaciales en vivo en órbita. Cada vez que los escombros del espacio vuelan directamente sobre los instrumentos, uno de los ocho estiletes motorizados encontrará un sonido para ese pedazo de escombro basado en la sección transversal del radar", dijo.