Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proxima Centauri forma un sistema único con la binaria Alpha Centauri

Científicos han determinado la órbita de Proxima Centauri, nuestro sistema estelar vecino, después de 100 años, revelando una contudente evidencia de que orbita el sistema binario Alfa Centauri.
Con esta premisa, es posible que el planeta Proxima b --descubierto este año en la zona habitable de Proxima Centauri-- alguna vez se encontrase congelado, y que luego de un proceso de deshielo, tuviese ahora agua líquida en su superficie, según la nueva investigación.
El interés en nuestro sistema estelar vecino, Alfa Centauri, ha sido particularmente alto desde el reciente descubrimiento de un planeta de masa similar a la Tierra, conocido como Próxima b, que orbita la tercera estrella del sistema, y la más cercana al Sol, Próxima Centauri.
Si bien el dúo estelar más grande del sistema, Alfa Centauri A y B, parece tener un movimiento propio en el cielo muy similar al de la estrella más débil y pequeña, conocida como Próxima Centauri, no había sido posible demostrar que las tres estrellas realmente forman un solo sistema, unido gracias a las fuerzas gravitacionales, es decir, que conforman un sistema triple.
Ahora tres astrónomos, --Pierre Kervella (Universidad de Chile), Frédéric Thévenin (Observatorio de Costa Azul) y Christophe Lovis (Universidad de Ginebra) --, han llegado a la conclusión de que las tres estrellas efectivamente forman un sistema único. En el siglo transcurrido desde su descubrimiento, la baja emisión de luz de Próxima Centauri ha hecho extremadamente difícil medir con precisión su velocidad radial, la velocidad con la que se acerca o aleja de la Tierra.
Sin embargo, ahora, el buscador de planetasl de European Southern Observatory (ESO), HARPS, ha proporcionado una medición extremadamente precisa de la velocidad radial de Próxima Centauri, obteniendo incluso una mayor exactitud, al tener en cuenta otros efectos más sutiles.
Como resultado, los astrónomos han sido capaces de deducir valores muy similares para las velocidades radiales del dúo Alfa Centauri y Próxima Centauri, dando credibilidad a la idea de que forman un sistema único. Al considerar estas nuevas mediciones, los cálculos de las órbitas de las tres estrellas indican que la velocidad relativa entre Próxima Centauri y el sistema binario Alfa Centauri está muy por debajo del umbral por encima del cual las tres estrellas no estarían unidas por la gravedad.
Este resultado tiene implicaciones significativas para nuestra comprensión del sistema Alfa Centauri y la formación de planetas que allí ocurre. Sugiere de manera contundente que Próxima Centauri y el dúo Alfa Centauri tienen la misma edad (aproximadamente 6.000 millones de años), y de esta forma proporciona una estimación bastante precisa de la edad del planeta en órbita Próxima b.
Los astrónomos especulan que el planeta puede haberse formado alrededor de Próxima Centauri en una órbita más extendida y luego fue llevado a su posición actual, muy cercano a su estrella anfitriona, como resultado de la estrecha trayectoria de Próxima Centauri con respecto a sus parientes de Alfa Centauri.
De manera contraria, el planeta pudo haberse formado alrededor del sistema Alfa Centauri, y más tarde pudo haber sido atraído por la gravedad de Próxima Centauri. Si una de estas hipótesis es correcta, es posible que el planeta alguna vez se encontrase congelado, y que luego de un proceso de deshielo, tuviese ahora agua líquida en su superficie.