Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plutón pintó de rojo el polo norte de su luna Caronte

El escape de gas metano de la atmósfera de Plutón es la causa de la notoria área rojiza en el polo norte de su principal luna, Caronte, según científicos de la misión New Horizons de la NASA.
En junio de 2015, cuando las cámaras de la nave espacial New Horizons vieron por primera vez la amplia zona polar rojiza en Caronte, los científicos concluyeron que no habían visto nada igual en otras partes de nuestro sistema solar.
Analizando los datos del histórico sobrevuelo de Plutón y sus lunas, los científicos creen ahora haber resuelto el misterio. Como detallan esta semana en la revista Nature, el colorante polar de Caronte proviene del propio Plutón, en forma de gas metano que se escapa de la atmósfera de Plutón, queda "atrapado" por la gravedad de la luna y se congela en la zona polar de Caronte. Esto es seguido por una transformación química, relacionada con la luz ultravioleta del sol que transforma el metano en hidrocarburos más pesados, y eventualmente en materiales orgánicos de color rojizo llamados tolinas.
"¿Quién iba a pensar que Plutón es un artista de graffiti, pintando a spray una mancha rojiza que cubre un área del tamaño de Nuevo México?", se pregunta Will Grundy, co-investigador de New Horizons en el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, y autor principal del artículo. "Cada vez que exploramos, nos encontramos con sorpresas. La naturaleza es increíblemente inventiva en el uso de las leyes básicas de la física y la química para crear paisajes espectaculares".
El equipo de análisis combinó análisis de imágenes detalladas de Caronte obtenidas por New Horizons con modelos informáticos de cómo evoluciona el hielo en los polos de la luna. Científicos de la misión previamente habían especulado que el metano de la atmósfera de Plutón estaba atrapado en el polo norte de Caronte y poco a poco se convirtió en el material rojizo, pero carecían de modelos para apoyar esa teoría.
"Las moléculas de metano rebotan en la superficie de Caronte hasta que, o bien escapan de vuelta al espacio, o aterrizan en el frío polo, donde se congelan formando una fina capa de hielo de metano que dura hasta que la luz del sol entra de nuevo en la primavera", dijo Grundy. Pero mientras el hielo de metano se sublima rápidamente, los hidrocarburos más pesados creados de ellos permanecen en la superficie y acaban presentando un color rojizo por la acción de los rayos solares, informa la NASA en un comunicado.
"Este estudio resuelve uno de los misterios más grandes que encontramos en Caronte, la luna gigante de Plutón", dijo Alan Stern, investigador principal ce New Horizons en el Instituto de Investigación del Suroeste y coautor del estudio. "Y abre la posibilidad de que otros pequeños planetas en el Cinturón de Kuiper con lunas pueden crear similares, o mayores, transferencias atmosféricas a sus lunas", comentó.