Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Persisten los problemas del taladro del rover Curiosity en Marte

Los problemas con el mecanismo que empuja el taladro del rover Curiosity en Marte se han repetido, pese a los esfuerzos de los responsables de la misión. El taladro, que utiliza tanto la percusión (martilleo) y la acción de rotación para perforar en la roca y tomar muestras, es una pieza muy importante de los equipos de Curiosity.
El 1 de diciembre, Curiosity detectó una anomalía con su "mecanismo de alimentación de taladro", que empuja el taladro de perforación del rover hacia fuera de la torreta en el extremo del brazo robótico Curiosity de 2,1 metros.
Los miembros del equipo de la misión se encontraron rápidamente en dos causas probables: un problema con el freno del mecanismo y un problema con el conjunto de sensores eléctricos que informan cómo el taladro está girando, informa Spàce.com.
"Ahora hemos determinado que ese problema es recurrente. Se fue, y estábamos muy emocionados, pero luego, por desgracia, ha vuelto de nuevo. Así que estamos en el proceso de aún averiguar cómo ir recuperar la operación de alimentación del taladro", dijo el científico del proyecto Curiosity Ashwin Vasavada, del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, durante el congreso de la American Geophysical Union (AGU).
Desde su aterrizaje en agosto de 2012 en el enorme cráter Gale de Marte, el rover ha perforado 15 blancos de roca diferentes. Los análisis de Curiosity de las muestras en polvo resultantes han permitido a los miembros del equipo de la misión concluir que el Cráter Gale fue capaz de soportar la vida microbiana durante largos períodos en el pasado antiguo.