Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Pensando en comprar un portátil? Septiembre es un 13% más barato que octubre, el mes más caro del año

El curso universitario acaba de empezar y los estudiantes ya están haciendo acopio de todos los materiales que necesitarán para un nuevo año en la facultad. En los últimos años, el elemento básico que todo universitario lleva a clase es el ordenador portátil. Todos aquellos que tengan pensado adquirir uno nuevo este año deben darse prisa, ya que según un nuevo informe de idealo.es, octubre es el mes más caro a la hora de adquirir un ordenador portátil.
El estudio, que ha analizado la evolución del precio y la demanda en los últimos 12 meses, revela que ahora es el mejor momento para hacer la compra, ya que en septiembre el precio medio por ordenador es hasta un 13% más barato que el mes de octubre.
"Llevar un cuaderno o folios para tomar apuntes en clase se ha vuelto bastante arcaico en el mundo digital en el que vivimos", señala el Head Internacional de idealo.es, Mikko Fiorani. "Los universitarios de hoy prefieren utilizar su propio portátil como herramienta de estudio, ya que éste se ha convertido en una ayuda esencial para el aprendizaje. Por ello, es importante elegir el ordenador que más se ajuste a las necesidades de cada uno y aprovechar las mejores ofertas y oportunidades del mercado", añade.
Para ayudar a los universitarios a elegir el dispositivo más adecuado, la web ofrece una serie de consejos a tener en cuenta antes de comprar un ordenador: ligereza, tamaño de la pantalla, batería, rendimiento y durabilidad.
Según idealo, es importante elegir un portátil ligero, ya que el estudiante deberá cargar con él todos los días para ir a clase: un portátil que no supere los 2,7 kg es lo ideal, aunque hay opciones desde 1,3 kg. También es importante tener en cuenta el tamaño de la pantalla: una pantalla demasiado pequeña va a obligar al estudiante a forzar demasiado la vista, mientras que si es demasiado grande es posible que se convierta en una distracción, por ello apostar por pantallas de 13 pulgadas suele ser una buena opción para este ámbito.
Por su parte, para evitar madrugones y peleas a la hora de enchufar el ordenador, es importante contar con una batería capaz de rendir durante toda la jornada lectiva. Por lo general las baterías suelen dar más de 6 horas de autonomía, pero hay modelos que ofrecen una duración mayor. Pero no sólo es importante aguantar hasta el final del día con batería, sino aguantar hasta final de curso sin quedar obsoleto. Por ello, siempre es mejor adquirir dispositivos que ofrezcan un rendimiento mayor tanto de memoria RAM, como de procesador y de disco duro, así como una buena calidad de los materiales ya que el ir y venir podría provocar desperfectos.