Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parrot presenta sus nuevos minidrones Swing y Mambo

Parrot ha presentados los nuevos miembros de su familia de drones, los minidrones Parrot Swing, capaz de despegar y aterrizar verticalmente, y Parrot Mambo, que puede capturar objetos y lanzar proyectiles.
Parrot Mambo es un minidron que acelera hasta los 30 km y puede ejecutar acrobacias aéreas. Incorpora un acelerómetro y un giroscopio, ambos de tres ejes, que miden y analizan cada movimiento o inclinación y el piloto automático rectifica su posición.
Cada 16 milisegundos, una cámara vertical compara una imagen del terreno con la anterior para determinar la velocidad de Parrot Mambo. La cámara también permite sacar fotos que se graban en la memoria flash de 1GB del minidron. Un sensor de ultrasonido analiza la altitud del vuelo hasta los 4 metros, mientras que un sensor de presión controla la altitud del minidron.
Parrot Mambo cuenta con un cañón, capaz de lanzar canicas a una distancia de dos metros, y un agarrador, que puede recoger objetos de hasta cuatro gramos. También cuenta con un iluminador para misiones nocturnas, pero es un accesorio que se vende aparte, por 15 euros.
Mambo tiene un peso de 63 gramos y su batería permite una autonomía de hasta 9 minutos. Se pondrá a la venta en septiembre de 2016, a un precio recomendado de 119 euros (con dos accesorios).
Por su parte, Parrot Swing es un miniavión capaz de despegar y aterrizar verticalmente en modo cuadricóptero, y está ideado para realizar vuelos acrobáticos. Se estabiliza en el aire y se mueve siguiendo las indicaciones del piloto, como ha explicado la compañía. Con sus hélices apuntando al horizonte, puede volar a velocidades de hasta 30 km/h.
Este minidron es ligero, tiene un peso de 73 gramos. Cuenta con acelerómetro giroscopio, ambos de tres ejes, integrados en su estructura, que lo mantienen estable durante el vuelo.
El piloto automático mantiene a Swing en una altitud constante cuando está en modo avión, mientras que en el modo cuadricóptero, cada 16 milisegundos, una cámara compara una imagen del terreno con otra anterior para determinar la velocidad del Minidron.
Además, la cámara permite sacar fotos del suelo o el horizonte, que se graban en la memoria flash de 1GB del Minidron. En modo cuadricóptero, un sensor de ultrasonido analiza la altitud del vuelo hasta los 4 metros. Y un sensor de presión controla la altitud del Minidron.
Parrot Swing se carga en 25 minutos y tiene una autonomía de hasta 8 minutos. Estará disponible este mes de septiembre, a un precio recomendado de 139 euros (junto con el controlador Parrot Flypad).
Los dos minidrones, Swing y Mambo, son compatibles con el controlador Parrot Flypad, un accesorio que se vende aparte, a un precio recomendado de 39 euros, y que tiene una autonomía de hasta 6 horas.