Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange adelanta en un año, hasta 2018, su objetivo de 14 millones de hogares conectados por fibra

La operadora señala que le compensa mantener su ritmo de despliegue a firmar con Telefónica un acuerdo similar al de Vodafone
Orange ha adelantado en un año, de 2019 a 2018, su objetivo de alcanzar la cifra de 14 millones de hogares conectados por fibra en España gracias a los "muy buenos resultados" que ha obtenido la compañía en el primer trimestre de 2017.
De esta manera, la operadora vuelve a acelerar su objetivo de despliegue de fibra en España, ya que hace siete meses ya anunció que adelantaba de 2020 a 2019 la meta de 14 millones de hogares pasados por fibra.
En la rueda de prensa de presentación de los resultados del primer trimestre, el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, ha destacado que la "muy buena progresion" que está registrando la compañía le va a permitir adelantar un año su objetivo, lo que refuerza su presencia y compromiso" con al fibra en España.
La compañía informa de que desde marzo de 2016 ha sumado más de 2,6 millones de inmuebles conectados, elevándolos desde los 7,4 millones hasta superar los 10 millones de hogares, lo que supone una media de 220.000 hogares nuevos al mes y le ha permitido acelerar la migración de clientes a su red de fibra.
Orange contaba a fecha de 31 de marzo de 2017 con 1,81 millones suscriptores, 1,8 veces más que en el primer trimestre de 2016 tras lograr 196.000 altas netas en el trimestre, lo que representa el 43% del total de sus clientes de banda ancha fija, 18 puntos más que hace un año.
En este escenario, la compañía prevé cerrar el ejercicio 2017 con alrededor de 12 millones de unidades inmobiliarias conectadas por fibra con el fin de alcanzar el nuevo objetivo de 14 millones de hogares en 2018.
De cara a años posteriores, Paillassot ha rehusado dar cifras concretas de despliegue, pero ha reoconocido que hay "potencial para ir más allá" y oportunidades para seguir creciendo después de 2018.
ACUERDO VODAFONE-TELEFÓNICA
El director de Estrategia, Operadores y Regulación de Orange España, Julio Gómez, ha señalado que la compañía considera que no le compensa dejar de desplegar su propia red de fibra y firmar un acuerdo similar al que ha alcanzado Vodafone con Telefónica para utilizar su red.
En este sentido, ha incidido en que, por lo que han entendido, el acuerdo se basa en un descuento en unidades inmobiliarias de determinadas zonas en las que Orange ya está desplegando fibra en este momento y conlleva además un compromiso mínimo de volumen de hogares
"No vemos que ese descuento nos compense de dejar de desplegar", ha asegurado Gómez, quien ha señalado que, en su opinión, el desarrollo de su propia red de fibra es "una alternativa mejor y más rentable" y cuenta con el apoyo del grupo.
INVERTIRÁ MIL MILLONES ANUALES
Por su parte, el director financiero, Diego Martínez, ha remarcado que la compañía tiene objetivo de mantener una inversión anual de unos 1.000 millones de euros como la realizada 2016 para seguir liderando en infraestructura y continuar desplegando redes móviles y de fibra y ampliando la capacidad de sus redes.
Por otro lado, Paillassot ha incidido en que adelantar el despliegue es "clave" para competir no sólo en el mercado residencial, sino también en el de las empresas, un mercado en el que ha registrado un crecimiento de los ingresos del 7,2% en el primer trimestre gracias a que cuenta con "la mejor oferta y la mejor infraestructura".
Asimismo, la directora general de red y empresas de Orange España, Mónica Salas, ha anunciado que la compañía lanzará en 2017 sus nuevas redes LTE-M, lo que le permitirá ofrecer servicios de Internet de las Cosas (IoT) avanzados a sus clientes.
En este sentido, ha incidido en que Orange ha decidido apostar por la tecnología LTE-M porque aporta ventajas como "la bidireccionalidad, un mayor ancho de banda y rendimiento óptimo en movilidad" y porque es la tencología que cubra las necesidades de sus clientes.