Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un Tribunal de Nueva Zelanda declara ilegal el registro a la casa de Kim Dotcom

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Kim Dotcom, atiende a los medios tras obtener la libertad condicional en Aucklandcuatro.com

La jueza del Tribunal Superior de Justicia también declaró ilegal la confiscación de sus discos duros

Las órdenes de registro utilizadas para que 70 policías entraran en la mansión de Nueva Zelanda del jefe de Megaupload, Kim Dotcom, han sido declaradas ilegales este jueves.
Kim Schmitz, más conocido como Kim Dotcom, fue uno de los cuatro hombres arrestados el pasado mes de enero como parte de una investigación contra su página web Megaupload.com liderada por el FBI.
Los fiscales aseguraron que Dotcom era el cabecilla de un grupo que había conseguido recaudar 175 millones de dólares (140 millones de euros) desde el año 2005 por la copia y distribución de música, películas y otros contenidos protegidos por derechos de autor sin autorización.
Los abogados de Dotcom alegaron que la compañía simplemente ofrecía un servicio de almacenamiento online.
Este jueves, la juez del Tribunal Superior de Justicia Elena Winkelmann ha encontrado que las órdenes utilizadas en el registro de la mansión de Dotcom, cerca de Auckland, eran ilegales y que las acciones promovidas por el FBI para copiar datos del ordenador Dotcom eran también ilegales.
"Las órdenes no describen adecuadamente los delitos a los que se referían", ha asegurado Winkelmann en su fallo. "De hecho se quedaron muy por debajo de eso. Eran órdenes generales, y como tal, no son válidas".
En respuesta, la policía de Nueva Zelanda ha asegurado en un comunicado que estaban considerando la sentencia y que se encontraban en conversaciones "para determinar qué otras medidas podrían ser necesarias".
La policía ha asegurado que no haría más comentarios hasta que el proceso se había completado. Dotcom está en libertad bajo fianza en Nueva Zelanda. Las autoridades estadounidenses buscan su extradición por delitos contra la propiedad intelectual y blanqueo de dinero