Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA bate su propio récord de vuelo espacial en formación cerrada

La NASA ha batido su propio récord de vuelo espacial en formación, colocando las cuatro naves de su misión MMS (Magnetospheric Multiscale) a una distancia de sólo 7.240 metros entre sí.
El récord anterior fue establecido por primera vez por la propia misión MMS en octubre de 2015, cuando la nave alcanzó una separación del vuelo de poco más de 9.650 metros, informa la NASA.
Las cuatro naves espaciales de la misión MMS vuela en forma de pirámide, con un satélite cada esquina. Esta forma, llamada un tetraedro, permite a MMS capturar observaciones tridimensionales de reconexión magnética, críticas para entender completamente este proceso.
La reconexión magnética ocurre cuando los campos magnéticos se estrangulan y reconfiguran de forma explosiva, enviando partículas en todas las direcciones. Se cree que ocurre en todo el universo, y es una de las pocas maneras de que la materia sea activada en el espacio.
Este nuevo vuelo en formación estrecho de las naves MMS permitirá a medir la reconexión magnética a escalas más pequeñas, para ayudar a los científicos a entender este fenómeno en todos los niveles.