Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA concluye que Marte pudo albergar microbios

La roca taladrada por Curiosity en la superficie marcianaNASA

La NASA ha anunciado este martes que Marte tuvo condiciones adecuadas para la vida, según los primeros análisis realizados a la muestra de roca recogida por el rover Curiosity. Según ha señalado el científico jefe del programa de exploración, Michael Meyer, el planeta rojo "pudo albergar microbios vivos".

Concretamente, los científicos han identificado azufre, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono --algunos de ellos esenciales para la vida-- en las muestras de la roca taladrada por Curiosity en la superficie marciana. Los expertos han indicado que la roca perforada fue elegida porque estaba junto a un antiguo lecho de un arroyo.
"Una cuestión fundamental de la misión del rover era conseguir información acerca de si Marte habría tenido, en un pasado, un ambiente habitable. Ahora sabemos que la respuesta es sí", ha señalado Meyer, durante la rueda de prensa ofrecida por todo el equipo de la misión.
Las claves para este entorno habitable provienen de los datos devueltos por el análisis de muestras del Curiosity (el instrumento SAM) y los instrumentos de Química y Mineralogía (CheMin). Los datos indican que el área de la bahía de Yellowknife, que está explorando el vehículo de la NASA, fue un río o un lago intermitente que podría haber proporcionado la energía química y otras condiciones favorables para los microbios.
La roca se compone de grano fino que contiene minerales de arcilla, minerales de sulfato y otros productos químicos. Este ambiente húmedo, a diferencia de algunos otros en Marte, no es extremadamente ácido o salado. En este sentido, el investigador principal del instrumento CheMin, David Blake, ha indicado que "los minerales de arcilla constituyen al menos el 20 por ciento de la composición de la muestra analizada".
Estos minerales de arcilla son un producto de la reacción de agua relativamente dulce con minerales ígneos, también presentes en el sedimento. La reacción podría haber tenido lugar dentro del depósito sedimentario, durante el transporte de los sedimentos, o en la región de origen de los sedimentos. La presencia de sulfato de calcio junto con la arcilla sugiere que el suelo es neutro o ligeramente alcalino.
Los científicos se han sorprendido al encontrar esta sustancias químicas que proporcionan a la superficie de Marte la energía suficiente para que muchos microbios que existen en la Tierra puedan vivir.
"La gama de ingredientes químicos que se ha identificado en la muestra es impresionante, y sugiere maridajes tales como sulfatos y sulfuros que indican una fuente de energía química posible para micro-organismos", ha apuntado el investigador principal de SAM, Paul Mahaffy.
Ante estos resultados, los científicos planean trabajar con Curiosity en la Bahía Yellowknife antes de que el rover continúe con su calendario establecido y se desplace, en un largo viaje, hasta el montículo central del cráter Gale, el Monte Sharp.