Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Microsoft esperó a ver los diseños de sus competidores antes de mostrar Surface

El Surface usa el sistema operativo Windows 8 y tiene una pantalla de 10 pulgadas.Reuters

Las "tablets", un mercado muy competitivo

El nuevo 'tablet' de Microsoft continúa rodeado de polémica. Nuevas informaciones apuntan a que la compañía llevaba trabajando más de un año en su nuevo 'tablet', sin embargo los de Redmond decidieron esperar antes de presentarlo para ver los diseños que sus competidores más directos iban a lanzar.
El mercado de los 'tablets' se ha convertido en los últimos años en uno de los más competitivos. Las compañías se esfuerzan cada vez más en lanzar sus propios dispositivos al mercado pero que a la vez ofrezcan ese elemento diferenciador clave para luchar contra sus competidores. El último en entrar en el juego ha sido el gigante Microsoft con Surface.
Los de Redmond han cruzado la barrera del software, un mercado en el que la compañía está más que consolidada, para dar el paso hacia los dispositivos móviles. Pero la presentación de Surface la pasada semana no solo ha recibido críticas positivas, muchos no confían en su éxito y piensan que es demasiado tarde para los de Redmond.
Es el caso del ex-CEO de la compañía Dell, Kevin Rollins, quien asegura que los usuarios ya están contentos con los dispositivos que tanto Apple como Google tienen en el mercado y que lo único que pueden esperar los de Redmond es llegar al sector empresarial, y aún así con ciertas limitaciones.
Sin embargo, nuevas informaciones apuntan al motivo del retraso por parte de Microsoft. Según apunta el presidente de Moor Insights & Strategy, Patrick Moorhead, tras consultar a varios fabricantes, los de Redmond llevaban más de un año trabajando en Surface pero decidieron esperar a ver qué lanzaban sus principales competidores al mercado para presentar el suyo propio.
"Microsoft examino qué estaban haciendo los fabricantes de 'tablets', ver si podía satisfacer las necesidades de Windows 8 y después tomó medidas sobre esa base", asegura Moorhead según las conversaciones mantenidas con altos ejecutivos de compañías fabricantes de 'tablets'. Moorhead añade que si Microsoft hubiese visto planes "suficientemente atractivos" por parte de los fabricantes "no habría tenido necesidad de hacer esto", refiriéndose a la puesta en marcha de Surface.
El problema, según Moorhead, es que Microsoft recibió esa información confidencial acerca de los productos del resto de compañías antes de anunciar que, en esencia, competiría contra esas ellas, algo que ha enfadado bastante a los que hasta el momento eran solo eran sus socios, como Acer, Asus, HP, Dell, Toshiba y Sony.
Según Moorhead, Microsoft había tenido acceso a los diseños de los fabricantes de 'tablets' que incorporarían Windows 8, por lo que supuestamente sabía exactamente lo que los fabricantes iban a poner en marcha. Hace unas semanas, Microsoft celebró a nivel ejecutivo reuniones con fabricantes de 'tablets' que incorporarían Windows 8 para obtener más detalles sobre los planes de marketing y los precios. Pocas semanas después, se produjo el lanzamiento de Surface.