Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xbox One tendrá que conectarse a internet cada 24 hora para poder jugar

Xbox Onecuatro.com

Lo que eran rumores ahora han comenzado a ser hechos: La Xbox One tendrá que conectarse cada 24 horas para evaluar y actualizar su programa. Los usuarios no podrán jugar 'offline' después de que haya transcurrido este tiempo sin conexión. Así lo aclara Microsoft  en un comunicado, en el que explica, que sí podrán usar el resto de las posibilidades de la videoconsola, como ver películas en formato Bluy Ray y otras.

En el comunicado, Microsoft, explica que no es necesario estar conectado a internet para poder jugar, pero sí que el dispositivo tiene que conectarse a la red cada 24 horas  para comprobar que el sistema funciona correctamente.
Sobre el asunto de los juegos de segunda mano, Microsoft explica que no cobrará ningún tipo de canon, pero los consumidores solo podrán transferirlos a aquellos que tengan en la lista de amigos con una antigüedad de al menos 30 días.
La multinacional no intervendrá en lo que hagan los desarrolladores con los juegos de segunda mano, aunque es un tema que estudiará más al detalle.
Al instalar los juegos, la consola realizará automáticamente una copia en la nube que permitirá acceder a ellos desde cualquier consola y poder jugar en cualquier lugar.
Esta opción, sin embargo, obligará a la conexión a internet como mínimo cada una hora, para que el dispositivo evalúe si dos juegos tienen la misma licencia y se están jugando en diferentes consolas.
Microsoft permitirá compartir nuestra colección de juegos con hasta diez miembros distintos de nuestra familia, que podrán conectarse a ellos dentro de la biblioteca compartida y jugar.
Sobre el tema de la privacidad de Kinect, Microsoft asegura que se puede desactivar la opción para que este no esté permanentemente escuchando y mirando y restringirla a que solo preste atención a Xbox on.