Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Localizado el aterrizador Philae en el cometa 67P

Menos de un mes antes del final de la misión, la cámara de alta resolución de Rosetta ha descubierto el aterrizador Philae encajado en una grieta oscura en el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko.
Las imágenes fueron tomadas el 2 de septiembre por la cámara de ángulo estrecho OSIRIS a bordo del orbitador Rosetta a 2,7 kilómetros de la superficie, muestran claramente el cuerpo del módulo de aterrizaje, junto con dos de sus tres patas.
La imagen proporciona una prueba de la orientación de Philae, dejando claro por qué las comunicaciones fueron tan difíciles de restablecer tras el accidentado aterrizaje el 12 de noviembre de 2014, informa la ESA.
Philae fue visto por última vez cuando aterrizó por primera vez en Agilkia, rebotó y luego voló durante dos horas antes de acabar en un lugar llamado Abidos, en el lóbulo más pequeño del cometa.
Después de tres días, la batería primaria de Philae estaba agotada y el módulo de aterrizaje entró en hibernación, sólo para despertar de nuevo y comunicarse brevemente con Rosetta en junio y julio de 2015, cuando el cometa estaba más cerca del Sol y estaba disponible más potencia.
Sin embargo, hasta hoy, la ubicación precisa no se conocía. los datos de radio estaban limitado a un área que abarca unas pocas decenas de metros, y todos los posibles objetos candidato captados en imágenes de baja resolución tomadas desde distancias relativamente grandes no pudieron ser analizados en detalle hasta hace poco.
Aunque la mayoría de los candidatos podrían ser descartados del análisis de las imágenes, un objetivo en particular ha sido finalmente confirmado en las imágenes tomadas de cerca de esta zona de la cometa. A 2.7 km, la resolución de la cámara de ángulo estrecho OSIRIS es de unos 5 cm/pixel, suficiente para revelar rasgos característicos del aterrizador de un metro de tamaño.
El descubrimiento se produce menos de un mes antes de que Rosetta caiga de forma deliberada a la superficie del cometa. El 30 de septiembre, el orbitador será envíado a una misión final para investigar el cometa de cerca