Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca critica la Ley SOPA porque atenta contra la libertad de expresión

Esta ley ha puesto en contra a los gigantes de Internet, grupos de consumidores y defensores de la libertad de expresión con las industrias de derechos de autor y Hollywood.cuatro.com

Los asesores de Obama han advertido de que la ley antidescargas podría ser una forma de censura

La Casa Blanca expresó su preocupación el pasado sábado sobre la legislación sobre piratería online, la Ley SOPA, ley que las principales compañías de tecnología han criticado como una ley demasiado severa.
En un comunicado, tres asesores del presidente Barack Obama aseguraron que la propuesta de la Ley SOPA y otros proyectos de ley podrían hacer los negocios en Internet más vulnerables, además de dañar la actividad jurídica y la libertad de expresión.
"Cualquier esfuerzo por combatir la piratería en Internet debe protegerse contra el riesgo de la censura online de la actividad legal y no debe inhibir la innovación de nuestras empresas dinámicas, grandes y pequeñas", dijeron los funcionarios, incluyendo el responsable de ciberseguridad Howard Schmidt.
La Ley SOPA tiene como objetivo cerrar los sitios web extranjeros que venden películas, música u otros productos falsificados de EE.UU.
Los gigantes de internet contra la ley

Esta ley ha puesto en contra a los gigantes de Internet, grupos de consumidores y defensores de la libertad de expresión con las industrias de derechos de autor, incluidos los estudios de Hollywood y las discográficas, que han insistido para que la ley siga adelante.
La compañía Google, junto con las principales empresas de Internet como Yahoo!, Facebook, Twitter y eBay, han pedido a los legisladores que reconsideren el enfoque de la ley. Aquellos que apoyan esta legislación argumentan que las leyes actuales de EE.UU. dejan pocas opciones para los titulares de derechos de autor, cuyos productos terminan en sitios web extranjeros.
Lamar Smith, republicano de Texas que preside el Comité Judicial, aseguró que este proyecto persigue a los ladrones de la tecnología y de los productos de EE.UU., que los distribuyen de manera ilegal.
"El Congreso no puede mantenerse al margen y no hacer nada, mientras que algunas de las industrias más rentables y productivas de Estados Unidos están siendo atacadas", aseguró en una declaración en respuesta a la Casa Blanca. Smith, durante una entrevista a Reuters el pasado jueves, prometió seguir adelante con el proyecto de ley.