Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Dotcom anuncia que el dominio de Mega estará en Nueva Zelanda

El servicio se presenta como un portal de música similar a Spotify o Pandora, dos de los grandes distribuidores de música en Internet.cuatro.com

El fundador del antiguo Megaupload y del futuro Mega, Kim Dotcom, ha registrado un nuevo dominio para el nuevo servicio de alojamiento e intercambio de archivos que llegará el próximo mes de enero. Tras ser prohibido el primer dominio de Mega, Dotcom ha registrado uno nuevo en el país donde vive: Nueva Zelanda.

La guerra del alemán u aquellos que fueron en contra de su antiguo servicio, Megaupload, y con el futuro Mega continúa.
El pasado jueves, el gobierno de Gabon, país donde Dotcom registró el dominio de Mega, lo bloqueó ante el temor de que fuera utilizado como un sitio web que aloje grandes cantidades de contenido que infrinja derechos de autor.
El ministro de comunicación de Gabon, Blaise Louembe, dio instrucciones a sus departamentos "para suspender inmediatamente el sitio www.me.ga", al querer "proteger los derechos de propiedad intelectual" y "llevar a cabo una lucha eficaz contra los delitos cibernéticos".
Por su parte, Dotcom llamaba a la calma a sus seguidores en Twitter porque aseguraba que tenía más nombres de dominio disponibles.
Así ha sido. Dotcom ha elegido el país donde vive actualmente, Nueva Zelanda, para registrar otro dominio del nuevo Mega: Mega.co.nz. Así, lo ha confirmado este lunes el propio Dotcom en su cuenta personal de Twitter.
"Nueva Zelanda será el hogar de nuesta nueva web: Mega.co.nz- Desarrollado de forma legal y protegido por la ley".
Kim Dotcom anunciaba hace algunas semanas que el sucesor de Megaupload, Mega, llegaría en enero de 2013, justo un año después de su detención por parte del FBI. Kim Dotcom había prometido hacer todo lo posible para que el nuevo Mega fuera 100% legal y a prueba de demandas.
Dotcom apuesta por llevar los contenidos de Mega a la nube y protegerlos mediante un sistema cifrado, en el que los propietarios serán los únicos responsables de su contenido.
Además, Dotcom tiene un ambicioso plan que consiste en demandar a Hollywood y Estados Unidos por lo que considera una persecución ilegal. Las indemnizaciones que obtuviese las invertiría en un nuevo cable para mejorar la conexión de banda ancha de Nueva Zelanda.