Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

McAfee, rumbo a Miami tras ser deportado por Guatemala

John McAfeeReuters

El empresario estadounidense John McAfee, fundador de una empresa de antivirus informáticos, ha embarcado rumbo a Miami tras ser deportado por las autoridades guatemaltecas, que finalmente han decidido repatriarle a su país de origen en lugar de trasladarle a Belice, donde ha sido llamado a declarar en un presunto caso de homicidio.

Un portavoz de la Dirección General de Migración de Guatemala, Fernando Lucero, ha explicado que, en cumplimiento de las leyes del país centroamericano, McAfee iba a ser trasladado a Estados Unidos, algo que había solicitado el propio empresario.
Guatemala ha tenido en cuenta en este caso que McAfee se encontraba en una situación irregular en el país y que, por tanto, tenía que volver a su país, según el periódico 'Prensa Libre'.
Lucero ha afirmado que el empresario, de 67 años, embarcaría a lo largo del día en un avión de American Airlines que partiría del Aeropuerto Internacional La Aurora rumbo a Miami. En declaraciones a la agencia Reuters, McAfee también ha confirmado su inminente partida de territorio guatemalteco.
"Mi pasaporte ya está sellado y estoy esperando para despegar. Ahora tengo un sello de entrada y otro de salida", ha subrayado ya desde el aeropuerto de la capital guatemalteca, adonde ha llegado acompañado de un séquito de periodistas y personal de aviación civil.
McAfee fue detenido la semana pasada por entrar de forma ilegal en Guatemala, adonde huyó, junto a su novia, Samantha, desde Belice, donde se le investiga por la muerte de su vecino Gregory Viant Faull.
El cadáver de Faull fue hallado con un disparo en la cabeza en su vivienda. Las fuerzas de seguridad de Belice pretenden interrogar al empresario norteamericano ya que Faull había discutido en numerosas ocasiones por los perros de McAfee y uno de ellos murió envenenado pocas horas antes del crimen.
McAfee ha declarado a varios medios de comunicación que, aunque en principio solo quieren interrogarle, teme que las fuerzas de seguridad de Belice le maten, asegurando que ya han acabado con la vida de otros detenidos, aunque no ha dado detalles.
McAfee reside desde 2008 en Belice, adonde llegó tras abandonar en 1994 la empresa que él mismo creó en 1987. Las autoridades del país caribeño ya le han investigado por narcotráfico, posesión de armas y corrupción de menores.
El primer ministro de Belice, Dean Oliver Barrow, por su parte, ha negado esta acusación y ha descrito al empresario estadounidense como "un demente".