Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Massagué ve "difícil" equiparar el riesgo de las carnes procesadas al del amianto y el tabaco

Algunas de las mejores hamburguesas del mundocuatro.com

El científico Joan Massagué ha considerado "difícil" equiparar el riesgo de las carnes procesadas al del amianto y el tabaco, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) las haya situado al mismo nivel. El experto en cáncer ha defendido "informar a la gente, pero no crear ni alimentar un estado de pánico permanente y de confusión" porque acaba siendo contraproducente".

En declaraciones a Europa Press, el director del Sloan Kettering Institute de Nueva York y del Comité Científico Asesor del Institut de Recerca Biomèdica (IRB) ha argumentado que en el caso de amianto y tabaco "se sabe de forma muy concreta cómo causan mutaciones y una inflamación crónica", mientras que una dieta muy cargada en grasas y procesada es mucho más compleja de composición y medición de su impacto.
Ha celebrado que la OMS se haya fijado en una cuestión que, según el investigador, es difícil de demostrar científicamente, y aunque ha pedido "moderación" en el consumo de carnes procesadas, ha rechazado eliminarlas de la dieta.
"Cuando una entidad se pronuncia así quiere decir que hay suficiente evidencia para, al menos, incrementar la cautela", ha remarcado el autor de trabajos sobre cómo se origina la metástasis.
Ha defendido "informar a la gente, pero no crear ni alimentar un estado de pánico permanente y de confusión" porque acaba siendo contraproducente y hay personas que viven muy afectadas de forma innecesaria o bien otras que se muestran escépticas, por lo que la OMS se posicione sobre cuestiones que planean sobre la opinión pública.
"El consejo es una cuestión de sensatez y moderación con todo lo que se hace", ha expresado Massagué, quien ha recomendado un estilo de vida saludable, puesto que repercutirá favorablemente en enfermedades de tipo oncológico, inflamaciones crónicas y cardiovasculares, porque todas ellas están relacionadas.
ALERTA SOBRE EL ESTILO DE VIDA
"Lo veo tanto un alerta sobre un estilo de vida como una alerta sobre lo que se come cuando se tiene este estilo de vida", ha alertado el investigador.
Desconoce si estas dietas pueden tener un impacto claro y medible científicamente, aunque ha dicho que son compuestos que irritan la mucosa gástrica y pueden causar inflamación, que es "la gran amiga del cáncer porque se incrementa la posibilidad de mutación de las células y que éstas no puedan ser eliminadas".
FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS
"La misma persona que está comiendo mucho de esto, te aseguro que está haciendo muchas otras cosas que no son saludables", como beber y fumar demasiado, y no hacer ejercicio, lo que hace que estos estudios sean tan difíciles.
"Estamos hablando de un estilo de vida en que la dieta es uno de los elementos y eso hace muy difícil decir que es la dieta", ha insistido, y ha añadido que estos hábitos ocurren no solo por cuestiones socioeconómicas sino por una despreocupación.