Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigadores españoles muestran los diversos orígenes de la domesticación de cereales en el sudoeste de Asia

Un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) y la Universidad de Copenhague muestra que el proceso de cultivo y domesticación de los cereales se produjo en momentos diferentes en todo el sudoeste de Asia.
Los análisis de vegetales resultantes de los sitios arqueológicos que datan de alrededor de 11.600-10.700 años sugieren que en regiones como Turquía, Irán e Irak, las legumbres, frutas y frutos secos dominaban la dieta, mientras que los cereales eran los tipos preferidos de plantas en Jordania, Siria, Palestina e Israel. Esto significa que las estrategias de subsistencia neolítica de origen vegetal eran diversas dependiendo de la región y que los cereales no eran alimentos básicos en todas las regiones.
En un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los investigadores muestran la diversidad regional en un documento en los tipos de especies de plantas que fueron explotadas durante este periodo: "Hemos estudiado la evidencia arqueobotánica disponible (plantas carbonizadas) de los sitios neolíticos de pre-cerámica en el sudoeste de Asia que datan de hace aproximadamente 11.600 a 10.700 años, y podemos concluir que la importancia que le han atribuido hasta ahora a los cereales tales como las necesidades de trigo y cebada para ser re-evaluado como otras plantas, como las legumbres -por ejemplo, las lentejas, las habas y los guisantes- también jugaron un papel crucial durante este período de tiempo, sobre todo en el este de la Media Luna fértil, por ejemplo, Irán e Irak, y el sudeste de Turquía", ha afirmado la post-doctorada y arqueobotánica Amaia Arranz-Otaegui del Centro para el Estudio de sociedades agrícolas en la Universidad de Copenhague.
Así, los estudios arqueológicos recientes han sugerido que el cultivo de especies silvestres de plantas de cultivo de pre-domesticación, es un precursor de la agricultura, desarrolladas a través del suroeste de Asia hace unos 11.600-10.700 años, durante la co-llamada Pre-Cerámica neolítica A.
LOS ORÍGENES DE LOS CEREALES DOMESTICADOS
No sólo las comunidades neolíticas de diversas regiones de todo el sudoeste de Asia explotan un rango diferente de las plantas -y por lo tanto no se basó exclusivamente en los cereales- pero la evidencia también sugiere que las diferentes estrategias de las plantas de explotación podrían haber contribuido a importantes diferencias cronológicas durante la aparición de morfológicamente especies domesticadas.
"Nuestros resultados indican que en el sur del Levante (por ejemplo, lo que hoy es Jordania, Israel, Palestina y el sur de Siria), los cereales fueron predominantes durante el Neolítico precerámico A (PPNA, hace 11.600-10.700 años) y los cereales domesticados, que finalmente se convirtió en las piedras angulares de la agricultura, aparecieron hace alrededor de 10.700-10.200 años", ha explicado Arranz Otaegui.
"Sin embargo, en el este de la Media Luna fértil, donde los cereales no fueron comúnmente explotadas durante la PPNA, los cereales domesticados aparecen alrededor de 400-1.000 años más tarde. Sabemos que la domesticación de plantas fue un proceso que se ha producido en múltiples regiones y varias especies de plantas involucradas, por lo que es probable que en aquellas regiones donde la explotación de cereales no era una práctica común, los procesos de gestión similares con plantas como las leguminosas podrían haber existido", ha añadido la investigadora.
Arranz Otaegui realizó el estudio 'La diversidad regional en el momento de la aparición inicial de cultivo de cereales y domesticación en el sudoeste de Asia' con colegas de España (Instituto Milà i Fontanals, CSIC, Instituto Internacional de Investigaciones Prehistoricas de Cantabria) e Inglaterra (Universidad Colledge Londres ) cuando aún trabajaba en la Universidad del País Vasco.
EN UNA O VARIAS REGIONES
Aunque se sabía ya que la domesticación de cereales tuvo lugar en Próximo Oriente, se desconocía si los primeros cereales domésticos habían aparecido en una sola región o en varias simultáneamente y, en el primer caso, de qué región se trataba.
"Este proceso se inició cuando las poblaciones de cazadores recolectores comenzaron a recolectar cereales silvestres y más adelante, los cereales silvestres fueron cultivados y cosechados segándolos con hoces --ha explicado el director de la investigación del CSIC Juan José Ibáñez--. Esta manipulación humana llevó a la selección genética de los granos de cereal. Progresivamente, los caracteres domésticos se fueron haciendo dominantes".
Precisamente, el estudio en Tell Qarassa ha permitido identificar muestras de cereales que se encuentran en el inicio de este proceso de domesticación. Entre los cereales que se cultivaron en el yacimiento, cerca del 30% muestra caracteres domésticos, mientras que el resto siguen presentando características propias de los silvestres.
"Hemos descubierto que los cereales de Tell Qarassa se sembraban en otoño y se segaban sobre febrero o marzo, cuando no estaban plenamente maduros, para evitar que se desprendieran las espigas en el momento de la siega" y ha añadido que "el corte se realizaba cercadel suelo, para aprovechar también la paja y una vez cosechado, se procesaba en los patios de las casas y se almacenaba en su interior. Antes de consumirlo, se machacaba en morteros y se molía en molinos de mano", ha detallado el investigador del CSIC.
Los datos obtenidos en Tell Qarassa demuestran el avanzado desarrollo técnico de estas primeras comunidades agrícolas y que la domesticación de cereales se llevó a cabo con distinto ritmo en las diferentes regiones de Próximo Oriente. "Queda por saber si la posterior aparición de cereales domésticos en estas regiones se debió al uso de los cereales originarios del sur de Siria que hemos estudiado o si se produjeron otros procesos de domesticación independientes", ha concluido Ibañez.