Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven de 15 años inventa un refrigerador que podría salvar numerosas vidas

Un joven de 15 años inventa un sistema de refrigeración que podría salvar numerosas vidasYoutube

Con tan solo 15 años de edad, el joven Anurudh Ganesan, nacido en la India, ha conseguido desarrollar un sistema de refrigeración que podría ser empleado para salvar la vida de numerosas personas al ser un mecanismo que permite mantener la temperatura de fármacos y vacunas en estado óptimo haciendo uso de la fuerza humano o animal para refrigerarlas. En su prueba, con resultados positivos tras 200 horas de test, usó una bicicleta.

El adolescente Anurudh Ganesan, de 15 años de edad y nacido en la India, ha logrado ser uno de los 20 finalistas de la Feria Mundial de Ciencia organizada por Google después de presentar un invento basado en un simple pero muy útil sistema de refrigeración.
La esencia que hace de su mecanismo algo que verdaderamente podría ayudar a numerosas personas en su país reside en que apenas precisa de electricidad y su recarga puede ser llevada a cabo haciendo uso de la fuerza humana o de un animal.
En un país del que se espera que tome el relevo a China como región más poblada del mundo a lo largo de los próximos siete años según un informe de la ONU, dispensar medicamentos, fármacos y vacunas en perfecto estado es un objetivo indispensable para procurar la salud de todos los ciudadanos y evitar riesgos de muerte. Sin embargo, según datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud, en el pasado año 2013, fueron 1,5 millones los niños que fallecieron por no haber recibido a tiempo el tratamiento y no haber dispuesto de vacunas efectivas debido a que no se habían conservado durante el trayecto hasta el paciente en una temperatura adecuada.
Con el invento de Ganesan, sin embargo, esto último podría dejar de ser un problema tan extendido. En las pruebas que el joven realizó para probar su mecanismo, decidió emplear una bicicleta,–transporte que permitiría llegar a lugares recónditos–, a la que enganchó, como si de un pequeño remolque se tratase, el sistema de refrigeración. De este modo, a través de las pedaladas, la fuerza y la cadencia que imprimía en su pedaleo, consiguió que durante la prueba del denominado 'VAXXWAGON', la temperatura se mantuviese en unos niveles óptimos y adecuados para que una vacuna continúe siendo efectiva y de utilidad. Tanto fue así, que los resultados fueron positivos incluso en un test realizado durante un intervalo de 200 horas, tal y como recoge RusiaToday.
Gracias a ello, Ganesan no solo habría encontrado una forma de saltar al mundo de la Ciencia y la Investigación, sino que más allá, y lo que es de mucho más valor, habría dado con una fórmula que podría salvar la vida de millones de personas.