Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Impresiónate con José Miguel Palacio, el mago... ¿fotografía o o pintura?

¿Realidad o ficción? ¿Fotografía o pintura?... Esa es la cuestión de estos momentos de la realidad que os mostramos, tan fastuosos... Pues se tratan de pinturas.
En un primer momento, nos atrapa la perfección técnica y la luz de los oleos, casi parecen fotografías, más tarde nos desconcierta el aparente autismo del pintor. ¿Quiere mostrar únicamente la realidad tal cuál es o subyace en su obra una crítica a la tecnificación y deshumanización de la ciudad? Esa duplicidad con la que juega José Miguel Palacio es la que da título a la exposición.
"La ambigüedad tras la fascinación", que se inaugura el próximo 14 de diciembre de 2016 y estará hasta el 17 de febrero de 2017, recoge 48 óleos realizados entre 2003 y 2016 con técnica fotorrealista. El pintor primero pasea la ciudad, observando, después fotografía aquello que le interesa y, por fin, en la soledad de su estudio, escoge meticulosamente una realidad tomada en una de sus fotografías y dibuja en el lienzo hasta el más mínimo detalle de esa imagen. Sobre la base de un dibujo minucioso pinta después al óleo toda la escena. Es un trabajo concienzudo y metódico en el que invierte muchos meses hasta que da una obra por finalizada.
Desde una pintura de la Estación de Principe Pío hasta el Back-stage de la Pasarela Cibeles pasando por una imagen de la calle Gran Via vista desde la plaza de Callao al edificio Telefónica, Palacio nos impresiona con la técnica fotorrealista donde no podemos llegar a diferenciar si es una fotografía o una pintura.
BIOGRAFÍA DE JOSÉ MIGUEL PALACIO
José Miguel Palacio nace en Zaragoza en 1950 y estudia en la Escuela de Artes de su ciudad. Su obra estaì presente en destacadas colecciones y museos tanto de España como del extranjero: Biblioteca Nacional, Ayuntamiento de Sevilla, Museo del Ferrocarril, Ayuntamiento de Baunatal en Alemania, Museo Nacional de Belgrado, Colección de Arte Reale, Colección Fundacioìn Vodafone, Colección Realia, Colección Casino de Madrid, entre otras.
Realizó su primera exposición individual en 1979, y a principios de los años 90 se traslada a vivir definitivamente a Madrid, donde desarrolla su carrera profesional principalmente en la pintura. Paulatinamente se ve atrapado por otras formas de expresión: grabado, escultura múltiple y monumental, como las instaladas en San Sebastián de los Reyes o Torrelodones, y fotografía. Desde 2003 su trabajo se centra en el hiperrealismo donde forma parte del grupo más destacado de pintores españoles dedicados a este género.