Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo será el futuro en cinco años?

¿Cómo será el futuro en cinco años?cuatro.com

En cinco años, las ciudades serán sensibles, los médicos usarán el ADN para recetarnos medicamentos, las clases en los colegios medirán la evolución de los alumnos y las tiendas nos ofrecerán los productos que necesitamos. Además, tendremos guardianes digitales que protegerán nuestra identidad y la privacidad de nuestra información personal. Estas son algunas de las predicciones del informe ‘5 in 5’ que IBM confecciona.

El informe, realizado por una serie de científicos liderados por el doctor Bernard Meyerson, socio de IBM y vicepresidente de Innovación, nos muestra qué veremos el mundo en los próximos cinco años.
Las cinco predicciones de este año son:
Clases que aprenderán de tí: "¿Y si tuviera la posibilidad de tener los materiales disponibles, pero a través de la electrónica pura entregarlos al estudiante y ser capaz de monitorear en tiempo real lo que el estudiante hace bien y con qué se está peleando?” El profesor podrá individualizar la materia porque está sabrá lo que los estudiantes han aprendido desde que entraron en la escuela infantil. En un futuro, todos los elementos de la clase tendrán los ojos puestos en los alumnos para ver si se presta o no atención a las explicaciones y si se ha comprendido la materia que se nos ha explicado. Esto permitirá llevar un mayor seguimiento de cada alumno y ajustar las clases a las necesidades de cada individuo.
ADN, para las recetas médicas: Se harán muchas más pruebas de ADN, más rápidas y más baratas, de forma que nuestro doctor conozca nuestro caso a fondo cada vez que tenga que examinarnos. Esto dará lugar a unos tratamientos más fiables, exhaustivos y seguros.
Guardián digital: En el futuro, la seguridad se convertirá en una entidad que se preocupará por nosotros como individuos. Cada uno de nosotros tendría un asistente virtual que asimilará nuestros comportamientos y los coordinará con nuestros dispositivos, de manera que hará saltar la alarma ante cualquier comportamiento que se salga de nuestra rutina.
La ciudad nos ayudará a vivir en ella: Con los teléfonos inteligentes y las tecnologías sensibles, las ciudades responderán rápidamente y detectarán los problemas antes de que ocurran. Así, desarrollarán servicios más detallados e individualizados para mejorar la vida de todo el mundo como en qué lugar los semáforos están estropeados, dónde hay agujeros en la calzada o nos avisarán de un atasco.
La compra local ganará a la online: Las tiendas de compra habituales también estarán inmersas en la tecnología, de forma que podremos saber las ofertas del día, comparar productos con otros establecimientos, ver la disponibilidad….