Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un trasplante de médula ósea elimina el VIH en dos hombres con sida

Virus HIVcuatro.com

Dos pacientes con sida han eliminado de sus cuerpos el VIH después de someterse a un trasplante de médula, porque sufrían cáncer. Ambos hombres, han dejado de tomar los antirretrovirales y dos años después de la operación parecen curados, aunque los médicos se muestran cautelosos.

Un equipo del Brigham and Women’s Hospital (Massachusetts) ha publicado el resultado de su investigación con dos pacientes enfermos de Sida que fueron sometidos a un trasplante de médula.
Ambos habían vivido con el virus de inmunodeficiencia humana unos 30 años y durante ese tiempo tomaban antirretrovirales. Sin embargo, han abandonado los antirretrovirales y no ha reaparecido el VIH, según publica la BBC, tras la presentación en la Conferencia Internacional del SIDA.
El equipo de investigadores, sin embargo, se muestran cautelosos y advierten que todavía no se puede hablar de una cura del sida, ya que el virus puede reaparecer en cualquier momento.
Es difícil deshacerse de una infección por VIH, ya que se esconde en el interior de ADN humano, la formación de "depósitos" intocables en el cuerpo.
Los antirretrovirales mantienen el virus bajo control en el torrente sanguíneo,  pero cuando se dejan de tomar, el virus reaparece. Esta vez, sin embargo, no ha ocurrido, de ahí el optimismo entre los especialistas.
Los dos pacientes desarrollaro un tipo de linfoma que exigió un trasplante de médula. Dos años después de la operación en uno y cuatro en el caso del otro no se han encontrado señales del virus en su sangre.
El doctor Timothy Henrich ha explicado que los resultados son emocionantes, aunque ha agregado que  "no hemos demostrado la cura del VIH, vamos a necesitar un seguimiento más prolongado".
Este médico cree que la médula ósea trasplantada  fue protegida inicialmente contra la infección por los antirretrovirales, mientras tanto, el trasplante también atacaba la médula ósea restante,que  albergaba el virus.
Los expertos en general se han mostrado recelosos de los resultados, porque "un trasplante de médula es un procedimiento complejo y costoso, que conlleva riesgos significativos".
Es lo que piensa Michael Brady, director médico de la Terrence Higgins Trust. Para este experto considera que "para la mayoría de las personas con VIH, sería más peligroso para someterse a un trasplante que continuar la gestión del virus con una medicación diaria".
El director de la Fundación para la Investigación del SIDA, Kevin Frost, dijo: "Estos resultados proporcionan una claridad nueva información importante que bien podría cambiar el pensamiento actual sobre el VIH y la terapia génica.