Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gutiérrez (Fujitsu): "En los dispositivos IoT se valora por encima de la seguridad el no retrasar la llegada al mercado"

Con la expansión de Internet y de los dispositivos conectados --el llamado Internet of Things (IoT)-- las grandes compañías se enfrentan cada día a nuevos retos de seguridad. "Nos enfrentamos a amenazas nunca antes vistas y los métodos clásicos no son suficientes para protegernos", explica la directora de Seguridad de Fujitsu, Maria Gutiérrez.
En una entrevista concedida a Europa Press, Gutiérrez analiza estas complejas ciberamenazas y añade que la seguridad es altamente necesaria en el mundo de la sanidad, gobierno, industria, 'smart cities' y finanzas, entre otros. Fujitsu tiene como uno de sus grandes objetivos de negocio a nivel mundial, la ciberseguridad, entendida "como hacer frente a un mundo sensorizado".
La multinacional nipona es un referente mundial en este área, ya que es capaz de implantar estrategias continuas que se anticipen a los problemas en materia de ciberseguridad. En este contexto, Gutiérrez explica la estrategia de la compañía y su respuesta ante los grandes retos que supone la adaptación al nuevo mundo IoT.
- La vulnerabilidad del IoT ha sido uno de los puntos críticos en ciberseguridad en los últimos años. El hecho de que los ataques puedan llegar incluso de una cafetera conectada supone una gran amenaza. ¿Por qué las empresas están tan poco preparadas ante esta realidad?
La distribución masiva de la tecnología inmadura para lanzar de manera inmediata productos al mercado ha sido un problema para la seguridad de los datos que contienen y gestionan. No se ha pensado en que medidas de seguridad deberían acompañarles y, sobre todo, se valoró por encima de la seguridad el no retrasar su llegada al mercado y también el incremento de costes. Estos son sin lugar a dudas el verdadero problema al que nos enfrentamos en un nuevo mundo, en la realidad IoT. Para nosotros, una compañía segura es una organización valiosa porque la seguridad es una activo y no un coste.
- ¿Cómo se ataja este problema?
Nuestra estrategia de seguridad busca hacer frente a un mundo sensorizado, donde debemos anticiparnos a los problemas y afrontar los retos de seguridad actuales que son totalmente diferentes a los de antes. Hay que desarrollar una estrategia contextual que implante medidas concretas en función de las necesidades de cada uno y del entorno. Basada en análisis conjunto, síntesis de herramientas y procedimientos, total conciencia del entorno dinámico, machine to learning e inteligencia de seguridad colectiva.
- A la hora de elaborar una respuesta, ¿qué papel va a jugar la Inteligencia Artificial en la seguridad de las empresas?
La inteligencia artificial es algo básico para tomar decisiones. Es claramente el mecanismo fundamental para entender el problema, anticiparse y llegar a hacer predicciones. Hay que invertir en seguridad, analizar el gran volumen de información y tratarla con tecnologías potentes.
- Hablamos muchos de ciberseguridad a gran escala, parece que todos están muy concienciados y las empresas trabajan en grandes proyectos, pero al final los trabajadores y usuarios acaban poniendo '12345' como contraseña de acceso a un e-mail con información sensible. ¿Nos hemos olvidado de educar a la sociedad ante este problema global?
La sociedad esta concienciada pero no enterada y esto es una diferencia fundamental. Hay que mejorar el entrenamiento y la formación específica para poder conseguir blindar nuestra información. Lo que es indudable es que esto va evolucionar mucho. Ya hay entidades bancarias en nuestro país que utilizan como contraseña un 'selfie' de nuestro rostro. Va a despegar y de forma imparable.
Lo único que frena esto es que se necesita una bajada de costes de los mecanismos que utilicemos y una custodia segura de nuestros datos. Se habla también del ADN como el gran elemento único para la autenticación y se trabaja en este campo para conseguir excelentes resultados que nos permitan ser completamente seguros.
- ¿A cuántos ataques informáticos se puede enfrentar una gran empresa como Fujitsu a lo largo de un año? ¿Qué coste podría haber tenido para la empresa en el caso de no contar con el adecuado sistema de ciberseguridad?
Cualquier compañía, no solo Fujitsu, se enfrenta a miles al año. Más que cuáles son los costes deberíamos hablar de paralizar compañías. Y sobre todo de una nueva modalidad de ataques que más que eliminar nuestra información la modifica llevándonos al caos total, porque no es que desaparezca sino que poco a poco nos lleva a la peor de las soluciones.
Fujitsu es en la actualidad una compañía capaz de afrontar cualquier reto y desastre y queremos incorporar al desarrollo de las organizaciones una seguridad personalizada, contínua y en constante revisión. Bajo soluciones que afrontan día a día los nuevos retos que se producen ante amenazas nunca vistas, anticipándonos a los problemas, apoyando a las compañías para que cuenten con todo lo necesario para hacer frente a la nueva legislación.
En definitiva, queremos desde Fujitsu dar respuesta a la adaptación a este nuevo mundo IoT, sensorizado con una inteligencia central y bajo interfaces gráficos e intuitivos.