Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google aplica nuevas medidas de seguridad en Gmail para proteger los datos de las empresas

Los ataques a los datos de las empresas en Internet son cada vez más dañinos, tal y como demostró Wannacry hace poco menos de un mes comprometiendo la seguridad online de compañías como Telefónica. Los correos electrónicos fueron el canal principal por el que se difundió el 'ransomware', y por ello, Google ha añadido nuevas medidas de ciberseguridad a su servicio Gmail especialmente pensadas para las empresas.
Entre las nuevas herramientas destacan los modelos de aprendizaje automático de Gmail para bloquear el 'phishing'. Según un comunicado de Google, esta función evita, con una precisión de 99,9%, que aparezcan correos con 'phishing' o 'spam' en la bandeja de entrada.
La detección temprana retrasa la llegada de mensajes sospechosos a la bandeja --se retienen un 0,05% del total de mensajes según datos de Google-- para realizar análisis de 'phishing'.
Para complementar a esta función también se ha creado la herramienta Google Safe Browsing, cuyo objetivo es encontrar e identificar URL sospechosas que lleguen insertadas en los correos. Según explica Google, los análisis de reputación y similitud de los enlaces hacen que Gmail advierta al usuario cuando hace clic en un link sospechoso.
Google también ha añadido medidas en Gmail con el objetivo de proteger los datos internos de las compañías. Específicamente, la nueva función advierte al usuario sobre las respuestas externas involuntarias. Es decir, si un trabajador va a enviar un correo desde su cuenta laboral a una persona externa a la empresa, Gmail avisará si de verdad desea enviar ese mensaje.
Esta herramienta también incorpora inteligencia contextual, cuyo objetivo será reconocer si la conversación con el contacto es puntual o se interactúa con él de forma habitual. De esta forma, Gmail evita mostrar advertencias innecesarias al usuario.
Con a estos avances, además, el sistema de correo electrónico de Google puede bloquear millones de correos electrónicos sospechosos de dañar la seguridad de las compañías y usuarios particulares.