Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google crea un fondo de 4 millones de dólares para apoyar a las organizaciones de inmigrantes

Google ha creado un fondo de cuatro millones de dólares que la compañía donará entre cuatro organizaciones estadounidenses comprometidas con los derechos de los inmigrantes en oposición a las medidas tomadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que restringen la entrada al país a inmigrantes y refugiados.
El fondo se compone de dos millones de dólares aportados por la compañía y otros dos millones procedentes de las donaciones de sus empleados, según ha explicado USA Today. A este fondo, se unen las aportaciones particulares de varios ejecutivos de Google, cuyos nombres no han trascendido.
El fondo ayudará a financiar cuatro organizaciones que luchan por los derechos de las personas inmigrantes: la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR/UNHCR).
Su creación responde a la firma de la orden ejecutiva que restringe la entrada en EEUU a inmigrantes y refugiados procedentes de siete países de mayoría musulmana, una medida contra la que se ha posicionado el CEO de Google, Sundar Pichai, quien, además, procede de India.
LAS COMPAÑÍAS TECNOLÓGICAS CONTRA TRUMP
Pichai, no obstante, no es el único responsable de una compañía tecnológica que ha mostrado su oposición a la orden ejecutiva firmada por Trump; Apple, Microsoft, Netflix, Uber, Airbnb y Facebook son algunas de las que también han declarado su rechazo.
Muchas de estas compañías vivirán de primera mano la nueva medida adoptada por Trump, dado que parte de sus empleados son inmigrantes, incluso algunos proceden de los países incluidos en la orden ejecutiva.
En este sentido, el presidente de Microsoft, Brad Smith, ha enviado una misiva a sus empleados para comunicarles que 76 de sus compañeros se verán afectados por la medida, por lo que la compañía les proveerá de asistencia y defensa legal. El correo ha sido compartido por Satya Nadella, CEO de Microsoft, quien también es originario de la India.
Mark Zuckerberg, por su parte, ha emitido un comunicado en el que recuerda el papel de la inmigración en la creación del país. "Mis bisabuelos vinieron de Alemania, Austria y Polonia. Los padres de Priscilla fueron refugiados de China y Vietnam. Estados Unidos es una nación de inmigrantes, y debemos estar orgullos de ello", declara.
El CEO de Apple, Tim Cook, ha asegurado que no apoyan la política y que la compañía prestará asistencia legal a aquellos empleados que se vean afectados. Igualmente, ha recordado la importancia de la inmigración, en el origen de Estados Unidos y de la propia Apple, siendo el mismo cofundador, Steve Jobs, hijo de inmigrantes sirios.