Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE investiga el monopolio de Google en las búsquedas en Internet

La UE asegura que investigará si la nueva política de privacidad del buscador cumple las normas comunitarias de protección de datos.Gtres

La denuncia está abierta desde noviembre de 2010

Los reguladores de la Unión Europea aún no tienen claro si Google domina las búsquedas en Internet y si ha abusado de sus rivales infringiendo normas de competencia, según ha asegurado el responsable antimonopolio de la Unión Europea.

La Comisión Europea abrió una investigación sobre Google en noviembre del año pasado después de que un grupo de rivales, entre ellos Microsoft, acusara a la compañía de abuso de posición dominante en el mercado para servicios de búsqueda en Internet.

"Dentro de nuestra actual investigación, estamos intentando determinar si la compañía ostenta una posición dominante en las búsquedas de Internet", dijo el comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, en una conferencia en Florencia.

"Google es el buscador preferido de muchos de nosotros; pero el dominio no es lo mismo que el abuso de dominio. El abuso de dominio es una conducta que protege o extiende el dominio por medios ilegítimos, y aún tenemos que concluir si ese es el caso de Google", añadió.

Google es el buscador más popular del mundo, con más del 90 por ciento del mercado mundial, según la firma de estadísticas por Internet StatCounter. Su navegador Chrome tenía el 22 por ciento del mercado mundial en julio, mientras que Internet Explorer de Microsoft tenía el 42,5 por ciento y Firefox de Mozilla tenía el 28 por ciento.

Google se enfrenta a nueve demandas antimonopolio presentadas ante los reguladores europeos, dijeron fuentes a Reuters el mes pasado, en un momento en el que los rivales han aumentado la presión sobre la compañía.

La Comisión puede multar a compañías con hasta el 10 por ciento de su facturación mundial por violar las normas de la UE. En los últimos años, ha sancionado a Microsoft y a Intel con multas de miles de millones de euros por abusar de sus posiciones dominantes.