Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cuál es el futuro de la Tierra?

¿Seguirá la Tierra girando en su órbita dentro de mil millones de años? ¿O acabará chocando contra otro planeta y desapareciendo? Todo apunta a que el globo terrestre permanecerá estable por mucho tiempo. Así lo confirma el astrofísico Scott Tremaine durante su conferencia dentro del ciclo de astrofísica de la Fundación BBVA 'La Ciencia del Cosmos, la ciencia en el cosmos'. “Yo creo que las probabilidades son bastante altas. Si te fijas en los cálculos que se han realizado parece que hay una probabilidad del 1 por ciento de que Mercurio, que es el planeta más en peligro, sufra un evento catastrófico antes de que muera el Sol”, asegura el astrofísico. El problema de la estabilidad del sistema solar ya intrigaba a Newton hace tres siglos pero ha sido ahora cuando se ha descubierto su lado caótico. Un pequeño cambio en las condiciones del sistema solar podría provocar futuros choques entre los planetas. Pero, si se piensa en impactos, no hace falta esperar tanto. “Hay peligros menores que también son reales porque hay otros cuerpos como esteroides y cometas en el Sistema Solar cuyas órbitas no son siempre tan estables y, que de vez en cuando, los asteroides y los cometas pueden colisionar con la Tierra”, afirma Tremaine. Una colisión de esta magnitud podría ser desastrosa para la vida sobre la Tierra, aunque el planeta sí sobreviviría.