Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en ciberseguridad detectan más de 8.400 nuevas apps maliciosas para Android cada día

El 72 por ciento de los 'smartphones' de todo el mundo usan Android, una cifra que resulta muy superior en España, donde el año pasado 9 de cada 10 móviles vendidos llevaban instalado el sistema operativo de Google.
En el primer trimestre de 2017, los expertos de G DATA registraron más de 750.000 nuevas apps maliciosas para Android. Las actualizaciones, que en muchos fabricantes se ofrecen con retraso --o directamente nunca llegan--, complican el panorama de la seguridad en el parque móvil mundial.
Los expertos de G DATA registraron más de 3,24 millones de nuevas apps maliciosas durante 2016, una cifra que, a tenor de las más de 754.000 nuevas amenazas registradas en el primer trimestre de este año, se quedará corta en 2017. De acuerdo a las estimaciones de los expertos de G DATA Software, este año verán la luz más de 3,5 millones de nuevas amenazas.
"Vivimos permanentemente conectados gracias a nuestros dispositivos móviles y actividades tan delicadas como banca y compras online las realizamos ya desde nuestros 'smartphones'", explica Tim Berghoff, experto en ciberseguridad de G DATA Software.
"Además, el grado de amenaza cada vez es más preocupante, pues al crecimiento vertiginoso del número de apps maliciosas se añade el asunto de las actualizaciones de Android, que dependen de demasiados condicionantes para que lleguen al usuario en los tiempos adecuados". añade Berghoff.
ANDROID Y SUS ACTUALIZACIONES, UN PROBLEMA AÑADIDO
Tanto los móviles como las tabletas desempeñan un papel cada vez más relevante para todos sus usuarios, tanto si nos referimos a su vida privada como profesional y, en consecuencia, su seguridad "resulta esencial cuando hablamos de banca móvil, correo electrónico, redes sociales", explica la compañía de ciberseguridad a través de un comunicado.
Sin embargo, la gestión de las actualizaciones constituye un problema de seguridad adicional al que ya representa el ingente número de nuevas ciberamenazas. Actualmente, el porcentaje de usuarios de Android que disponen en sus terminales del último sistema operativo de Google, la versión 7.0 conocida como 'Nougat', apenas llega al 5 por ciento.
Además de usar una solución de seguridad, que hoy en día resulta tan imprescindible como en los ordenadores personales, el sistema operativo de los terminales móviles (así como las propias apps) debe estar siempre completamente actualizado. "No hacerlo es facilitar enormemente la tarea de los cibercriminales. Sin embargo, son muchos los dispositivos que no se encuentran convenientemente parcheados", concluye G DATA.