Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Españoles por el CES: la feria de Las Vegas como trampolín al mercado norteamericano

De las 3.800 empresas que participan en CES 2017 solo tres son españolas. Soundeluxe, Momit y Ontech representan a España en la feria tecnológica más grande del mundo, una expedición muy discreta si la comparamos con otros países europeos (Francia participa con 150 compañías y Holanda con treinta, por ejemplo). Este año los representantes de estas marcas harán de avanzadilla y esperan que otros muchos sigan sus pasos en 2018.
"Siempre he sido un firme creyente de que las empresas españolas disponen de todos los recursos para implantarse por encima en muchos campos y deseo que nuestra humilde expedición allane el terreno. El CES es el lugar idóneo para que se inicie este cambio de mentalidad", afirma Miguel Slingluff, de Soundeluxe, compañía fundada en 2003 y dedicada a la fabricación y venta de cables y accesorios especializados para la interconexión de dispositivos de audio, vídeo, informática y telefonía.
Este estadounidense afincado en España lleva visitando el CES desde el año 1988, cuando creó su primera empresa. Slingluff llegó a Madrid hace más de 40 años, formando parte del grupo Burning, y su amor por la música y por España le hizo quedarse. "Al ser extranjero (aunque mi corazón esté aquí) lamento la falta de acción empresarial para lanzar ideas e iniciativas. La tecnología está al alcance de todos, pero nuestro empeño en creer que lo ajeno es mejor hace mucho daño a las empresas españolas", apostilla.
Y la mejor forma de creerse lo que uno hace es presentándolo ante los expertos del sector que se dan cita esta semana en Las Vegas. Eso mismo hizo el año pasado la empresa sevillana Ontech, especializada en el desarrollo de productos de seguridad basados en tecnología de sensorización avanzada, que repite de nuevo en la 50º edición de esta feria de electrónica y consumo. "El mercado norteamericano es el más exigente y competitivo del mundo y queremos estar allí", afirma el ingeniero andaluz Juan Aponte.
La empresa Ontech Security nació hace cuatro años de la mano del propio Aponte, quien ganó el premio Yuzz de Banesto con un proyecto de emprendimiento sobre el control de los campos magnéticos. En la compañía trabajan ya cerca de 30 personas, la mayor parte de ellas ingenieros dedicados a tareas de I+D. Aponte asegura que cuentan con "una tecnología y unos productos únicos", lo que les abre puertas tanto en España como en el extranjero.
Esta tecnología que Ontech tiene patentada a nivel mundial, bautizada como Campos Magnéticos Controlados (o CMF, por sus siglas en inglés), se basa en el modelado y control de campos magnéticos y electromagnéticos de baja potencia. A partir de ella la empresa ha desarrollado un sistema de seguridad denominado 'Wardiam', que captó el interés de muchos de los visitantes de CES 2016.
LOS ESPAÑOLES: AHORRADORES
La otra empresa española que participa este año en la feria es Momit, que promete desde su 'stand' en el centro de convenciones de Las Vegas un ahorro de hasta el 30 por ciento del consumo energético en casa con su termostato inteligente. La compañía apuesta por el uso de la tecnología para fomentar la cultura del ahorro en el 'hogar del futuro' (que ya es una realidad).
"Como 'startup' española el presentarnos en la feria más grande de electrónica del mundo representa un crecimiento exponencial, ya que nos permitirá no solo distribuir nuestros productos dentro de Europa, sino hacerlo en el continente Americano a partir del 2017", explica Jesús López, responsable del departamento de Marketing de Momit.
Esta 'startup' nace en enero de 2012 en pleno Paseo de La Habana (Madrid) y este año llega a Las Vegas con Momit Bevel, un termostato que permite fijar un 'presupuesto' energético y aconseja sobre la mejor forma de programarlo. El dispositivo tiene en cuenta las estadísticas de consumo, hábitos y rutinas en la casa. Además, incorpora la movilidad como nueva característica, permitiendo priorizar la temperatura de la habitación que el usuario prefiera.
Tres ejemplos de tecnología española que compite directamente con las empresas más grandes del mundo en su sector. El objetivo ahora, según reiteran los protagonistas, pasa por aumentar el número de cara a futuras ediciones de CES Las Vegas. López tiene claro que "cada vez más las miradas se vuelven hacia la tecnología española", algo que "permitirá que más empresas del sector puedan ser partícipes de eventos de este calibre".
"Animo a mis compañeros del sector a que se embarquen en esta iniciativa para el 2018 y espero que los resultados que logremos avalen la inversión que cada uno considere necesaria para que juntos podamos hacer más fuerza como país en la feria de electrónica más importante del mundo", concluye Miguel Slingluff.