Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España presidirá el próximo Consejo Ministerial de la ESA este jueves 1 y viernes 2 de diciembre en Suiza

España presidirá el próximo Consejo Ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA), que se celebrará los próximos días 1 y el 2 de diciembre en Lucerna (Suiza) y que reunirá a los ministros encargados de las actividades espaciales de los 22 Estados miembros de la ESA y Canadá para decidir las futuras actividades espaciales europeas, según informa el ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
Así, en representación de España acudirá el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, que asistirá al Consejo junto con la secretaria general de Industria y PYME, Begoña Cristeto. Los compromisos finales que adquirirá el país en este Consejo Ministerial dependerán de la propuesta final de la Agencia Espacial Europea y los acuerdos multilaterales que se alcancen en el transcurso de las discusiones finales.
En este sentido, Industria ha indicado que estos consejos son el marco político para la adopción de las grandes decisiones programáticas y financieras que determinarán la evolución de la organización y sus programas. Así, en cuanto a las aportaciones anteriores, en 2014 el Consejo de Ministros elevó el techo autorizado de gastos para la ESA hasta los 1.368,50 millones de euros para el periodo 2014-2022.
Además, en aquel Consejo se aprobó por unanimidad que España organice el próximo Consejo Ministerial de la ESA, en 2019, "como reconocimiento del creciente papel del país en la actividad espacial europea", según señala el Ministerio.
EL SECTOR ESPACIAL ESPAÑOL
El Gobierno español considera que el sector del espacio es "fundamental por su carácter estratégico, ya que forma parte imprescindible de un sistema económico moderno y su impacto es básico en la sociedad". En este sentido, el Ministerio ha recordado que el sector espacial español ha aumentado su facturación industrial en actividades de desarrollo y operación de sistemas espaciales un 134% (de 320 a 750 millones de euros) entre 2004 y 2015, periodo en el que el incremento de empleo ha sido del 62% (se ha llegado a los 3.463 empleos directos), lo que supone un aumento de productividad del 40%.
Industria también ha indicado que en el área del desarrollo y provisión de servicios de todo tipo basados en datos generados en el espacio, se estima que en España existen alrededor de 500 empresas activas que generan una cifra de negocio de 3.500 millones de euros y que emplean a cerca de veinte mil personas.
La financiación de los programas se realiza a través de las contribuciones de sus Estados Miembros, Asociados y Cooperantes y la ESA garantiza el retorno de estas contribuciones mediante contratos industriales a las empresas de cada país, que son proporcionales a las aportaciones de los Estados.
De esta forma, desde la cartera de Industria señalan que existe una correlación "muy elevada" entre la contribución de España a la ESA y la facturación y el empleo del sector espacial, ya que los fondos aportados por España retornan a la industria en forma de contratos. Además, las industrias españolas adquieren un carácter capacitador de tecnologías que se desarrollan a través de estos contratos, para competir en mercados comerciales externos a la ESA.
Así, el ministerio estima que, por cada euro invertido en la ESA, las empresas españolas consiguen 2,1 euros en contratos industriales de los que 0,8 euros se obtienen en programas de la ESA y, adicionalmente, 1,3 euros se generan en mercados comerciales externos. En lo que se refiere estrictamente a la ESA, desde el año 2000, España ha conseguido más de 2.236 millones de euros en contratos. En este sentido, España se encuentra en quinto lugar en Europa en cuanto a sus inversiones en el espacio, según apunta Economía.