Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La foto del perfil en Whatsapp delata a una pareja de estafadores

WhatsAppWhatsApp

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a R.R.C., de 32 años y a E.C.P., de 26, ambos pareja sentimental, por realizar distintas estafas. Losd engaños y robos les permitieron apropiarse de un turismo y una motocicleta de gran cilindrada, además de otros materiales y ropa de moteros valorada en más de 3.000 euros. La foto de perfil de Whatsapp de ella permitió su identificación.

Para cometer algunas de estas estafas, los detenidos usaban documentación que previamente habían sustraído a terceras personas para hacerse pasar por ellos o usar sus tarjetas de crédito y débito.
Los dos estafadores, que eran pareja sentimental, adquirieron de forma ilícita vehículos de alta gama como coches o motocicletas.
La mujer, aprovechando el descuido de sus compañeras de trabajo, sustraía la documentación personal con la que posteriormente se cometían los delitos. Una de las afectadas, extrañada por la reclamación de un pago, se personó en el local del comerciante, donde ambos se dieron cuenta de que habían sido víctimas de una estafa. La mujer detenida, que resultó ser una compañera de trabajo de la víctima, pudo ser identificada a través de la foto de perfil de la aplicación de mensajería móvil Whatsapp.
Los estafadores no dudaban en utilizar las tarjetas de crédito y otra documentación sustraída para realizar el pago de algunos servicios, como el del parking donde guardaban la motocicleta adquirida y otro automóvil que habían sustraído mediante otra estafa a una empresa de alquiler de coches.
La investigación se inició cuando los agentes descubrieron que la pareja había interpuesto una denuncia falsa simulando haber sido víctimas de un delito en el que supuestamente les habían robado un coche de alta gama que habían alquilado en Cádiz.
Las verdaderas pretensiones de los estafadores eran las de apropiarse del vehículo, para lo cual doblaron las matrículas de un turismo de similares características que encontraron en un portal web de compra-venta de automóviles para evitar ser descubiertos por la Policía.
Las multas recibidas por parte del titular del vehículo al que habían duplicado las placas emitidas por el Ayuntamiento de Sevilla, provocaron la denuncia del perjudicado, que manifestó no haber estado nunca en Sevilla, destapando así el fraude.
Ante estos hechos, los agentes del Grupo de Judicial de la Comisaría de Distrito Centro de Sevilla procedieron a la detención de esta pareja por la comisión de delitos como estafa, usurpación del estado civil, apropiación indebida, falsificación de documentos, robo con violencia e intimidación y simulación de delitos.
Ambos detenidos, que no contaban con antecedentes policiales previos, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.