Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren un planeta que no debería existir

Los astrónomos de la NASA han descubierto un exoplaneta que no debería existir debido a la proximidad que tiene con respecto a su estrella, una subgigante que emite fuertes mareas solares. Dicho planeta tiene un radio ocho veces mayor que el de la Tierra, una masa 50 veces superior a la de nuestro planeta y su año dura tan solo 4,6 días terrestres.

Los astrónomos de la NASA han descubierto un exoplaneta, al que han llamado K2-33b, que atendiendo a las leyes de la física no debería siquiera existir.
Este astro es particularmente interesante porque orbita alrededor de una estrella que ya debería haber acado con él, una subgigante que emite unas mareas solares tan potentes que deberían haber arrasado el planeta. El planeta supera en 50 veces la masa de la Tierra y tiene un radio ocho veces mayor al de nuestro planeta, además, debido a la proximidad que tiene a su estrella un año en K2-33b equivale a 4,6 días terrestes.
La primera vez que se tuvo constancia de su existencia fue gracias a la misión Kepler, pero ha se ha tenido que utilizar el Espectrógrafo Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión (HARPS) para determinar sus características, además de otros telescopios de gran potencia.
"El K2-33b es un planeta especial, sobre todo debido a la estrella que orbita. Su estrella anfitriona es evolucionada, una subgigante varias veces mayor que el Sol y alrededor de este tipo de estrellas se conocen muy pocos planetas de corto período", afirma Van Eylen, autor principal de la investigación. El estudio concluye que este planeta se extinguirá "en unos 150 millones de años".