Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarrollan el primer contador de aforo homologado oficialmente en España

La Agrupación Empresarial Control de Aforo ha presentado el primer sistema contador de personas homologado oficialmente por el Centro Español de Metrología (www.cem.es). Este sistema ha superado el examen UE de Tipo en España, en un proceso realizado por el Centro Español de Metrología como organismo de control metrológico.
El sistema VIABOX ML1 permite conocer con un error menor del 3% el número de personas que se encuentran en el interior de un recinto en todo momento, según ha informado la entidad que ha desarrollado el sistema.
En la actualidad, en España hay comunidades autónomas donde el control de aforo está legislado y otras en las que todavía no existe una normativa específica. Las administraciones públicas que, dentro de su ámbito de competencia --espectáculos, salas de fiesta, discotecas, actividades recreativas-- han desarrollado reglamentaciones relacionadas con el control de aforo en determinados locales públicos con distintos fines son el Ayuntamiento de Madrid (y las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco.
Estas normativas afectan a más de 5.000 establecimientos de espectáculos y ocio en zonas reglamentadas. Sin embargo, aún sigue sin legislarse su obligatoriedad en la mayoría de las comunidades y ciudades españolas, lo que supone una desprotección del 65% de la población.
El contador de personas VIABOX ML1, de diseño y fabricación nacional, permite conocer el número de personas que se encuentran en un lugar público; poder verificar dicho cumplimiento de forma fiable hasta dos años después de celebrado el evento; poder comprobar el correcto uso de los equipos por parte de los titulares del local o de la actividad que tiene un aforo autorizado; monitorización a distancia por parte de la propiedad o la autoridad competente, además de suponer una mejora en la gestión de las instalaciones, al disponer con información fiable de las personas que se encuentran en el local.