Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Daniel Sieberg: "Es importante encontrar el modo en que la tecnología mejore nuestra vida sin que llegue a dominarla"

La tecnología se ha convertido en una parte fundamental de nuestro día a día, pero los múltiples beneficios que nos genera quedan en ocasiones eclipsados por los abusos que hacemos de los dispositivos y herramientas digitales. Por ello, es bueno que sepamos controlar su uso para disfrutar y aprovecharlo al máximo.
Daniel Sieberg, experto en la gestión de las nuevas tecnologías y autor del libro 'La dieta digital', comparte en una entrevista concedida a Europa Press --en el marco del congreso Eurecat Mobile Forum, que se celebró a finales de noviembre-- las claves para racionalizar el uso de dispositivos cotidianos como los 'smartphones' y concienciar sobre cómo condiciona la tecnología a nuestra vida.
Sieberg trabaja actualmente gestionando proyectos y equipos relacionados con Google News Lab, estrategias de marketing de Google, y servicios relacionados con herramientas de geo-localización, búsqueda, tendencias, YouTube y visualización de datos. Antes de unirse a Google, trabajó como corresponsal de televisión para diversos medios, entre los que destacan CNN, Al Jazeera, Washington Post o Discovery Channel.
- ¿Cómo puede identificar una persona que es adicta a la tecnología?
Cada caso es diferente y no todo se clasifica como adicción. Para muchos de nosotros, se trata de encontrar el equilibrio adecuado y empieza con una buena conciencia de nuestras vidas, tanto digital como 'offline'. También creo que todos tenemos esa pequeña voz interna que sabe cuándo hemos ido demasiado lejos, o tenemos a alguien que nos lo dice.
- Una vez confirmado el problema... ¿Cuáles son los pasos a seguir para encontrar el equilibrio adecuado?
Quizá es importante que nosotros mismos establezcamos ciertas pautas. Por ejemplo, que pongamos límites, como prescindir de la pantalla pasadas las nueve de la noche, o evitar las redes sociales cuando estamos con familia o amigos. Cada uno de nosotros necesita una fórmula diferente, como lo es nuestro consumo de alimentos. Tomamos decisiones con respecto a lo que comemos porque todos tenemos metabolismos diferentes, así como necesidades diferentes a lo largo de nuestra vida. Lo mismo ocurre con la tecnología cuando buscamos ese equilibrio. Como siempre digo: ama la tecnología, pero no incondicionalmente.
- Es evidente que la tecnología condiciona nuestro día a día. ¿Puede llegar el momento en el que los problemas por el abuso de la tecnología superen sus beneficios?
Espero que no. Hoy en día los beneficios de estar conectado y los que confiere la tecnología son maravillosos. Cuando viajo, puedo hacer una videoconferencia con mis hijas fácilmente. Las redes sociales me abren pequeñas ventanas que me permiten ver la vida de mis amigos. Pero no podemos dejar que la tecnología reemplace nuestras relaciones e interacciones humanas y es importante encontrar el modo en que ésta mejore nuestra vida sin que llegue a dominarla.
- ¿Qué tipo de control se debe ejercer en el acceso de niños a este tipo de dispositivos y plataformas?
Hay una serie de estudios que sugieren un mínimo de horas delante de la pantalla para niños menores de dos años. A medida que crecen, es importante que encuentren la felicidad y la emoción en actividades que no impliquen pantallas. Por supuesto, como padres sabemos que los niños se pueden embelesar fácilmente con los smartphones o tablets, disfrutando de juegos, películas o aplicaciones. Dicho esto, creo que nos corresponde a nosotros como padres dar un buen ejemplo. Si nuestros hijos nos ven siempre con las cabezas enterradas en los dispositivos, entonces eso les envía un mensaje. También es muy importante inculcar en los niños que nadie debe usar un dispositivo mientras conduce un coche.
- Inteligencia artificial, realidad aumentada, uso de drones, redes sociales, el Internet de las Cosas... ¿Que tecnología condicionará nuestras vidas en las próximas décadas?
¡Una combinación de todas ellas! Estoy entusiasmado por ver dónde van a parar y los numerosos e interesantes desarrollos que experimentarán cada una de ellas.
- En este sentido, ¿cómo pueden sacar partido las empresas a esta situación de constante evolución?
Sólo hay una cosa que sabemos con certeza: el ritmo y el desarrollo de las nuevas tecnologías ni se detendrá ni se ralentizará. Así que las empresas deben estar en sintonía con lo que está sucediendo e incorporar de forma estratégica dichas tecnologías a sus negocios. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero esta clase de experimentación y de mente abierta es muy importante.
- Y en el caso de los periodistas: ¿Pueden ayudar las nuevas tecnologías a comunicar mejor? ¿Cuáles son sus peligros?
Hemos visto a periodistas usar todo tipo de nuevas tecnologías, desde realidad virtual o aumentada pasando por drones y mucho más. Éstas son nuevas y excitantes formas de involucrar al público y de contar historias. Pero es importante usarlas cuando tiene sentido para la historia y no simplemente porque son los nuevos juguetes disponibles. Necesitan ser usadas con un significado y con una idea clara de cómo pueden mejorar la historia.