Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crean un 'gadget' para que los novios puedan besarse por videollamada

Besos a distanciaKissenger gadget

Suele decirse que la distancia es una de las principales causas por las que las miles de parejas acaban con su relación. El no poder acariciar, ver o, simplemente, besar a la otra persona diariamente suele ser determinante para que se dé por concluida una relación. Sin embargo, han encontrado una solución para aquellos novios que estén atravesando esos duros momentos, pues se ha creado una aplicación llamada 'Kissinger' que permite por primera vez a una pareja besarse a través de internet.


Hasta el momento la solución a la distancia era usar una webcam para ver y oír a la otra persona que se encuentra a muchos kilómetros de distancia. Pero, ¿qué pasa si se quieren dar un beso? Pues ha aparecido un 'gadget' que ha estado elaborándose en los laboratorios de investigación de algunas universidades durante los últimos años con un único objetivo: que los novios que estén separados se puedan besar.
Esto se realiza debido a una funda que se le añade al teléfono móvil, la que se introduce al smartphone como si se fuese a conectar a un altavoz. En la parte delantera, donde se supone que se está teniendo una videoconversación por la cámara interna, sobresale una almohadilla de plástico por la zona inferior de la pantalla, de tal manera que a la hora de dar un beso, parece que se está besando la boca de la otra persona a pesar de la distancia.
"El beso es la expresión más directa y universal de la intimidad y el afecto", explicó Emma Yann Zhang, quien trabajó en la elaboración del prototipo. "Es una manera para nosotros de vincular y mantener la intimidad en nuestras relaciones", dijo a una audiencia en el congreso 'Love and Sex con Robots' como Goldsmiths, de la Universidad de Londres.