Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comprar un 'smartphone' dos años después de su lanzamiento puede suponer un ahorro de hasta el 66%

Comprar un teléfono móvil a los dos años de su lanzamiento al mercado supone un ahorro de hasta el 66% con respecto al precio inicial de venta. La tecnología va perdiendo valor, en parte debido a la gran velocidad a la que evoluciona el sector, lo que lleva a que de media el precio de venta de los terminales caiga un 48,8% de media en este periodo, lo que supone un descenso medio de 261,73 euros por teléfono.
Según el análisis realizado por Kelisto.es, el valor de los terminales puede llegar a bajar más de 400 euros dos años después de que salgan al mercado, como ocurre en la actualidad con el Samsung Galaxy S5. "A la hora de adquirir un nuevo teléfono móvil es necesario analizar las necesidades de uso que tendrá el consumidor, ya que es posible que no sea necesario que adquiera el último terminal tope de gama de los principales fabricantes al mercado y pueda satisfacerlas comprando un móvil lanzado hace unos años a un precio considerablemente menor", señala el redactor jefe de la web, Manuel Moreno.
Para realizar el estudio se han tenido en cuenta los precios de salida al mercado de los 10 mejores móviles del mercado en 2015 (según el ranking de la propia web), teniendo en cuenta siempre los modelos de prestaciones más básicas y el importe más económico al que pueden encontrarse en la actualidad cada uno de los dispositivos analizados.
En la actualidad, se puede adquirir el iPhone 6 por 363, un 48% más barato de lo que costaba en octubre de 2014: 699 euros. No sólo ese modelo de Apple, también el iPhone 5 cuenta con 50% menos que lo que costaba hace dos años: 295 euros de precio en la actualidad frente a los 599 hace dos años. Pero no sólo Apple, también Samsung, Sony o Lenovo cuentan con terminales muy rebajados tan sólo dos años después: el Sony Xperia Z3 ha bajado 333 desde octubre de 2014 o el LG G3 ha visto descender su precio 376 euros, un 62% menos de lo que costaba.
ESPAÑA, A LA CABEZA DEL USO DE SMARTPHONES
España ya es el país del mundo con mayor número de 'smartphones' por habitante, igualado con Singapur. De hecho, el 92% de los españoles que tienen un teléfono móvil disfrutan de la posibilidad de conectarse a Internet desde su dispositivo en cualquier momento y desde cualquier lugar.
"A la hora de comprar un móvil nuevo, la mayoría de los españoles exigen ya que su terminal tenga capacidad para conectarse a Internet. Es el requisito principal, por encima de la duración de la batería, el tamaño de la pantalla o la capacidad de la memoria", explica Moreno. "Estar conectado con sus familiares y amigos a través de sistemas de mensajería instantánea como WhatsApp o de las redes sociales les resulta fundamental, pero esta necesidad puede ser satisfecha sin tener que desembolsar los más de 800 euros que cuestan los últimos terminales top que se han lanzado al mercado", añade.
En este sentido, a la hora de comprar un teléfono móvil es fundamental analizar las necesidades de uso que tendrá el usuario y comparar las características y funcionalidades de cada terminal. La mayor parte de los usuarios no tiene claro qué aspectos debe tener en cuenta para acertar con la elección del dispositivo que más se ajusta a sus necesidades.